article-thumb
   

Terremoto de 7,8 grados azota Ecuador: Confirman 235 fallecidos y 1.557 heridos

El Cooperante

EFE.- El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, informó este domingo que la cifra de fallecidos ascendió a 235, en tanto que la de heridos es de 1.557 como consecuencia del terremoto de magnitud 7,8 en la escala abierta de Richter que sacudió ayer la zona tropical norte del país.

El anuncio lo realizó en una rueda de prensa tras un recorrido por poblaciones de la costa, azotadas por el terremoto, en el que reiteró que no hay alerta de tsunami, ni afectación en represas de agua.

Según el funcionario, hasta el momento se han registrado 189 replicas de diversa intensidad del terremoto, que se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas.


Glas agradeció la ayuda internacional ofrecida y que ha comenzado a llegar, y pidió a la población no arriesgar su vida por tratar de rescatar enseres de los escombros.

Insistió en que la “prioridad” es el rescate y la atención a la ciudadanía. “Luego, con mucha fuerza y con profunda unidad vendrá la reconstrucción”, dijo.

“Es una tragedia que la estamos enfrentando, ya llega más fuerza pública, vituallas, agua, seguridad; estamos tratando de restablecer el servicio público de electricidad en algunas partes de la ciudad. Estamos en una situación de catástrofe en algunas partes de Portoviejo, en algunas partes de Manta”, dijo Glas a la televisión Teleamazonas.

 

El seísmo se ha sentido en las ciudades de Guayaquil, Santo Domingo, Tungurahua, Ibarra y Quito.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se encontraba de viaje en el Vaticano y ya se encuentra de vuelta al país.

Las ciudades que más daños han sufrido son Manta, Portoviejo y Pedernales, donde los pobladores han pasado la noche, buscando refugio en las horas posteriores al movimiento telúrico por miedo a las réplicas.

Las autoridades trabajan para restablecer el suministro de energía en Manabí, mientras que ya se ha restablecido el servicio en Jipijapa, Pajan, Puerto López, Puerto Cayo y parte de Portoviejo y Montecristi.

El Gobierno, que liberó 300 millones de dólares del fondo de contingencia para hacer frente a la situación, decretó el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el país.

En la costa sur de Ecuador, se desplomaron al menos seis estructuras y en todo el país, siete carreteras permanecen cortadas o con problemas de circulación.

Para distintas labores, el Gobierno de Ecuador movilizó 10.000 efectivos de las fuerzas armadas y 4.600 policías a las zonas afectadas.

 

Comentarios

comentarios