article-thumb
   

La excanciller criticada en el mundo que ahora maneja el “suprapoder”

Jornelly Aldana

La instalación el 4 de agosto de la Asamblea Nacional Constituyente llevó consigo la entronización de su presidenta, la excanciller Delcy Rodríguez, que se convertía de esa forma en la figura con más poder en Venezuela junto con su protector y admirador más entusiasta, el presidente Nicolás Maduro.

De esta “joven profesional” y “valiente” que “conserva su espíritu” de persona de a pie -como la definió Maduro- se dice que es uno de los pocos integrantes de los círculos del fallecido presidente Hugo Chávez que no le rindió pleitesía personal, lo que explicaría que durara apenas medio año como ministra del Despacho de la Presidencia. Mantenerse fiel, incluso ante Chávez, a su vehemencia a veces brusca le costó no volver al Gobierno hasta la muerte en 2013 del comandante, un ostracismo al que puso fin Maduro al nombrarla ministra de Información después de asumir el cargo.

Lea aquí la nota íntegra 

Comentarios

comentarios