La sancionada que llegó a la presidencia del TSJ con una tesis “chimba”

Christhian Colina

Gladys María Gutiérrez Alvarado estuvo a cargo del Tribunal Supremo de Justicia hasta el 24 de febrero del presente año. La abogada, con afinidad política con el chavismo, empezó su carrera  en la administración pública con el gobierno de Hugo Chávez.

Fue jefa de la Oficina de Secretaría del Consejo de Ministros en el Palacio de Miraflores y luego designada como ministra consejera de Venezuela en España, para después ser cónsul en Madrid, donde cursó un doctorado en el Departamento de Derecho Público de la Universidad Complutense.

El año pasado Gutiérrez estuvo en el ojo del huracán por sospechas de que su supuesto posgrado realizado en la Universidad Zaragoza (España) es falso. Y es que en la institución nadie recuerda haber visto a la magistrada transitar por los pasillos de la Facultad de Derecho de la universidad europea.

Puede leer la nota completa aquí. 

Comentarios

comentarios