article-thumb
   

¡Tres años y medio de sueldo! Se necesitan más de 520 mil bolívares para pagar un entierro

Lysaura Fuentes

El Cooperante.- Perder a un familiar querido es un trago muy amargo y difícil de olvidar, pero no poderle dar una sepultura adecuada acrecienta aún más la preocupación por la escasez de las urnas. Un encargado de una funeraria de Caracas relató que la falta de urnas “es un asunto difícil de tratar. La fabricación de urnas depende de Sidor para las láminas y la empresa está que quiebra. Eso incrementa los costos del servicio”.

Además se suma a esta problemática el aumento de los precios de los servicios funerarios y del entierro. Se conoce que algunas funerarias incrementan sus tarifas cada mes y medio para cubrir las pérdidas de semanas anteriores. “Nosotros deberíamos aumentar cada quince días porque tenemos menos ingresos debido a los costos, pero no podemos hacerlo tan seguido porque perdemos clientela”, relató el encargado de una funeraria en El Paraíso.

Los precios de los servicios varían entre  250 mil bolívares y 300 mil bolívares. “En ocasiones no ofrecemos el servicio más económico por la falta de ataúdes de metal. Pasamos cuatro o cinco días sin ofrecerlo y perdemos clientes, pues al no tener el servicio, no lo contratan aquí”, dijo. Añadió que en agosto del año pasado las tarifas iban desde 80 mil bolívares hasta 90 mil bolívares, lo que evidencia un aumento en nueve meses de 212,5% y 233,33%, respectivamente.

Asimismo, otro encargado de una funeraria en el municipio Libertador afirmó que en lo que de 2016 han tenido que aumentar los precios tres veces.  “Los costos aumentan por el precio de los cofres, el sueldo de los empleados y el servicio de cafetería. Antes, en el desayuno trabajábamos con pan, pero ya no se puede porque no hay”, indicó.

En el Cementerio del Este una parcela de emergencia cuesta 255 mil bolívares, mientras que una comprada con previsión, 520 mil bolívares. A esto se suma la apertura de la fosa,  por lo que se paga 22.400 bolívares; el derecho a entierro que son 354 bolívares y la placa 62.720 bolívares. En total, una familia cancela entre 527.754 bolívares y 637.754 bolívares, sin contar la lápida y comprando una parcela de emergencia. Para poder cubrir esas tarifas se requieren, respectivamente, 35 y  42,3 salarios mínimos, que está en 15.051,15 bolívares, lo que representa entre tres años y medio de trabajo, reseñó El Nacional.

Comentarios

comentarios