article-thumb
   

Un muerto, dos camiones quemados y saqueos dejaron protesta por comida en Mara

Lysaura Fuentes

El Cooperante.- Este miércoles se llevó a cabo una protesta por comida en el caserío Los Pelaos, sector Flor de Mara, municipio Mara, en el estado Zulia, que terminó con un muerto, dos heridos, dos camiones quemados y el saqueo de una oficina municipal de la Dirección de Ambiente.

El alboroto que duró al menos tres horas se inició por fallas en la entrega semanal de las bolsas de comida en el poblado. Los ciudadanos se alzaron en el sector Flor de Mara y reclamaron que el alcalde de la entidad, Luis Caldera “no cumplió” con lo prometido.

Al menos 60 efectivos de PoliMara controlaron la situación con perdigones. Testigos de los hechos informaron que los uniformados dispararon “contra los que estaban en el lugar”.

La trifulca se incrementó aún más cuando los funcionarios identificaron en el lugar a uno  del grupo los “pimpineros”-como se conocen a los contrabandistas de gasolina- como Luis Eduardo Morales (27), alias el “Morocho”, los oficiales lo empujaron y los vecinos lo defendieron.

Pobladores del lugar informaron que un efectivo le disparó al “Morocho” en la costilla. Los vecinos llevaron a este “pimpinero” al Hospital de San Rafael de Moján situado en la región. El hombre perdió mucha sangre y falleció alrededor de las 7:00 de la noche. Los efectivos llegaron al sitio y custodiaron la morgue.

Los manifestantes al conocer la noticia de la muerte del hombre se volvieron a alzar. Se presentaron hasta las instalaciones del Instituto Municipal del Ambiente y lo desvalijaron. Cargaron con aires acondicionados, computadoras y quemaron dos camiones.

El alcalde se pronuncia

El alcalde del municipio Mara, Luis Caldera, difundió un comunicado a los medios de comunicación sobre estos hechos. Aceptó que la “situación fue irregular”  en el sector Flor de Mara. Dijo que estos sucesos se han “tornado recurrentes donde grupos violentos se dedicaban al cierre de vías, cobros de peajes y atracos”.

Caldera explicó que los vecinos decían que la protesta fue por comida, pero “la voz oficial asegura que son grupos que trancan las calles para atracar y contrabandear gasolina”.

Comentarios

comentarios