article-thumb
   

“El sueldo no nos alcanza”: Vacaciones e inscripciones son el nuevo dolor de cabeza de padres

Eileen Garcia

El Cooperante.- En años anteriores, las vacaciones escolares, era sinónimo de entretenimiento y diversión para todos los niños. Hoy en día, ocurre todo lo contrario. La crisis que actualmente azota al país, impone en tal período un motivo de preocupación para los padres y tristeza entre los hijos.

La economista Anabella Abadi, destaca que el esparcimiento y la cultura son las actividades que suelen ser sacrificadas por los padres de familia, por el precario presupuesto familiar actual, recordando que se requieren 18.4 salarios mínimos (15.051,15 bolívares) para poder adquirir la cesta básica familiar, para una familia de cinco miembros según el más reciente informe del Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

“Cuando sube la inflación y los sueldos no alcanzan. Eso parece ser lo primero que se recorta o elimina. Hemos observado que los padres reducen primero su propia recreación para poder ofrecérsela a sus hijos; pero, ahora, el ingreso no alcanza ni para eso”, manifestó al ser entrevistada por el equipo de Reporte Unidad Venezuela.

“Toda persona que gane su sueldo en bolívares se queda corto, porque la inflación se lo come rápidamente (…) Y por supuesto, cuando llega la época de vacaciones, es muy difícil poder ofrecerles entretenimiento a los hijos”, agregó.

 “Los colegios privados atraviesan también una situación muy difícil”

Otro tema que mortifica a gran parte de los padres y representantes es el elevado costo de las matrículas en los centros pedagógicos, los útiles y uniformes, por referir lo prioritario en cuanto a la enseñanza.

Los colegios están haciendo ajustes en matrícula más de una vez en el lapso de doce meses: a principios de año te avisan que van a hacer ajustes ya sea en diciembre, marzo o julio; Entonces, los padres están avisados pero, aun así, no saben si van a poder pagar”, expresó la profesional en investigación sectorial.

En este sentido, indicó que en los últimos años se ha vivido una gran deserción por parte del personal docente. “Los colegios privados atraviesan también una situación muy difícil. Sabemos que muchos padres tienen dificultades para cubrir la matricula (…) La crisis la están viviendo tanto los colegios como los padres de los estudiantes”, aseveró.

Comentarios

comentarios