article-thumb
   

“Venezuela tiene sed de un Gobierno honesto, limpio y transparente”, dice presbítero

Christhian Colina

El Cooperante.- El Rector del Seminario Santa Rosa de Lima, presbítero Francisco Morales, oró este viernes por los que causan mal a los demás y “se compadezcan de tanta violencia, que se conmuevan con el llanto de las viudas y los huérfanos. Que cambiemos las armas de fuego por instrumentos de trabajo, las granadas que producen muerte por semillas de vida”.

Lea también – No escapan de la realidad violenta: El hampa recorre los Siete Templos de Caracas

A juicio del religioso es necesario luchar contra el narcotráfico porque causa dolor en los hogares. “Pedimos por quienes abusan de los más débiles desgarrando las entrañas de los demás con sus acciones en esta patria nuestra“, señaló durante la meditación de las últimas palabras pronunciadas por Jesús en la cruz, acto religioso que tuvo lugar en la Catedral de Caracas.

Informó el diario El Universal que al referirse a la quinta palabra “Tengo sed”, el sacerdote pidió por los que están sedientos de justicia, de amor, de seguridad, de prosperidad. “Es la sed del pueblo de nuestra Venezuela, sed de ser gobernados con equidad, sed de progreso y de paz, de tener mejores relaciones humanas, sed de un Gobierno honesto, limpio transparente, sed de una justicia sin trampas ni privilegios, sed de trabajo y de igualdad de oportunidades”, dijo.

Morales dijo a los creyentes que el plan de Dios no se ha realizado por completo, pues cada uno debe cumplir con la misión que le corresponde: “Las amas de casa, los empleados, los jóvenes, los gobernantes. Dios espera mucho de nosotros y no podemos defraudarlo. Aún no hay paz porque no hay justicia y no hay justicia porque no sabemos amar y no sabemos amar porque nos hemos alejado de Cristo”, agregó.

Comentarios

comentarios