article-thumb
   

Maduro vende 22% menos petróleo a EE.UU. y compra el doble de MTBE gringo para gasolina

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- El país que solía ser el segundo principal proveedor de petróleo a Estados Unidos, superado históricamente solo por Arabia Saudita, ha sido desplazado en los últimos años al cuarto lugar por Canadá y México y, por si fuera poco, además de tener las mayores reservas de petróleo del mundo, Venezuela se ha convertido en importador de crudo estadounidense. Así como el país ha visto caer sus exportaciones petroleras al principal comprador, también ha aumentado la importación de derivados como el MTBE, componente para la refinación de gasolina sin plomo, y así lo confirman las cifras oficiales de 2016.

Lea también – ¿Y el petróleo? Maduro ha pagado a Castro más de $4.000 millones por médicos cubanos

La Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) revela en sus más recientes datos divulgados este viernes que en enero de 2016 Washington compró a Caracas un promedio de 702 mil barriles diarios de crudo y sus derivados, es decir, 197 barriles menos que en diciembre de 2015, cuando el promedio se ubicó en 899 mil barriles diarios, lo que equivale a una caída de 22%. El promedio durante todo 2015 se mantuvo en 830 mil barriles diarios.

Venezuela duplicó la importación de MTBE

Por otro lado, Venezuela duplicó la importación de MTBE desde Estados Unidos, componente que se emplea para aumentar el octanaje en la refinación de la gasolina sin plomo, al pasar la importación de siete mil barriles diarios en diciembre de 2015 a 15 mil barriles diarios en enero de 2016, de acuerdo con cifras de la EIA. El promedio general durante todo el año pasado se mantuvo en 11 mil barriles diarios.

La venta de petróleo al principal importador se ha reducido progresivamente en los últimos años. En 1998, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, Venezuela exportaba un promedio de un millones 719 mil barriles diarios a Estados Unidos, desde entonces los mejores resultados se obtuvieron en 2004, cuando la venta se ubicó en un millón 554 mil barriles diarios, registrándose una reducción paulatina hasta la fecha, en la misma medida en que la primera potencia mundial ha aumentado la compra de crudo canadiense.

Comentarios

comentarios