article-thumb
   

Walter Márquez dice que la “AN se está dejando acorralar por el TSJ y el propio Gobierno”

Christhian Colina

El Cooperante.- El exdiputado a la Asamblea Nacional por el estado Táchira, Walter Márquez, consideró que ante el cúmulo de graves “prevaricatos” constitucionales, el Parlamento debe proceder a destituir a los magistrados que fueron designados inconstitucionalmente en diciembre pasado.

El parlamentario aseguró que la situación requiere una respuesta no solo desde el punto de vista parlamentaria, sino social, por eso, además de remover a los magistrados, se debe organizar una gran movilización nacional, en uso del derecho constitucional a la manifestación pacífica, que además del liderazgo político, debe estar acompañada de los sectores estudiantiles, académicos, campesinos, deportistas y empresarios.

Márquez planteó que la gran movilización social debe ir acompañada de la sensibilidad de los cuadros jóvenes de las Fuerzas Armadas nacionales. “Históricamente no ha sido fácil salir en América Latina de regímenes como el venezolano sin el apoyo de la Fuerza Armada Nacional, que actualmente está dividida. La cúpula apoya al régimen, pero los cuadros medios, de comandantes para abajo están ampliamente identificados con la democracia y la Constitución, por eso es importante que se genere una alianza cívico-militar, los civiles reclamando sus derechos en la calle y los militares haciendo respetar la Constitución y las leyes de la República”, planteó. 

Asimismo, manifestó igualmente que el Gobierno anunció que va a obstaculizar la Ley de Amnistía, que es un derecho histórico. “En Venezuela tenemos más de 200 años que se promulgaron leyes de amnistía, la primera fue en noviembre de 1811 propuesta por el general Francisco de Miranda, y aprobada por el Congreso de 1811, hasta la última Ley de Amnistía que fue promulgada en 2007 por parte del presidente Chávez para quienes estaban involucrados en el golpe de Estado y el paro petrolero”, dijo. 

Por último, se declaró preocupado porque la Asamblea se está dejando acorralar por el Tribunal Supremo de Justicia y por el propio Gobierno. Tiene que reaccionar dentro del marco legal, pero acompañada de una gran movilización y una respuesta contundente, como es la destitución de los magistrados ilegalmente designados, porque este es un gobierno que no respeta reglas ni leyes; se ha convertido en una dictadura atípica que está al margen de la Constitución de la República, y que utiliza de manera descarada a sus fichas políticas para tomar decisiones con apariencia de legalidad y desconocer así las facultades de la AN”, concluyó en una nota de prensa. 

Comentarios

comentarios