article-thumb
   

¿Y Sidor? China vende acero a Venezuela a precio muy superior al del resto del mundo

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Luego de haber sido el país latinoamericano con la mayor producción de acero, Venezuela se ha convertido en importador de China de la materia prima que la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) produce actualmente apenas a una cuarta parte de su capacidad instalada. Además, el gigante asiático vende a Venezuela a un precio muy superior al del resto del mundo, superado solo por Argentina.

De acuerdo con el más reciente reporte de la Asociación Latinoamericana de Acero (Alacero), correspondiente al primer trimestre de 2016, Venezuela compra a 757 dólares la tonelada de acero a China, siendo el precio más alto después de Argentina, que paga a 991 dólares la tonelada. Vale acotar que el precio promedio que paga Latinoamérica por el acero chino es de 436 dólares por tonelada, mientras que al resto del mundo Beijín vende esta materia prima a 411 dólares la tonelada. Exportaciones de acero chino

Aunque América Latina disminuyó 33% la importación de acero chino entre enero y marzo de 2016, habiendo reducido Venezuela también la compra en similar proporción, en periodos previos había registrado incrementos enormes en la importación de acero en la misma medida en que Sidor disminuía la producción.

Entre el primer trimestre de 2012 y el mismo periodo de 2013, Venezuela aumentó 113% la importación de acero chino. El pasado mes de enero, el Correo del Caroní presentó una investigación en la que precisa que en 2007, antes de ser reestatizada, Sidor producía cuatro millones 307 mil toneladas de acero al año, bajando a un millón 722 mil 400 en 2012 y cayendo el año pasado a tan solo un millón 68 mil 91 toneladas, equivalente a cifras de hace tres décadas.

Según la meta de producción fijada para 2017 en un documento interno de Sidor, divulgado por el mencionado diario, la cual se calculaba en 5,4 millones de toneladas de acero, la producción de Sidor durante el año pasado habría sido apenas una cuarta parte de su máxima capacidad instalada.

Comentarios

comentarios