article-thumb
   

¿Y Venezuela? Embajador cubano: “No vamos a depender de un solo país nunca más”

Christhian Colina

Efe.- En Cuba hay “consenso” en que el sistema económico tiene que transformarse y ser más eficiente, además de diversificar sus mercados para no depender “nunca más” de un solo país, según el embajador cubano en España, Eugenio Martínez Enríquez.

“No vamos a depender de un solo país nunca más”, afirmó el diplomático en una entrevista, días antes de la presentación en España de Pro Cuba, agencia del Gobierno cubano para promover las inversiones en la isla.

Eugenio Martínez recuerda que tras la caída de la Unión Soviética, Cuba perdió el 35% de su producto interior bruto y el 75% de su comercio exterior; “de eso aprendimos que tenemos que diversificar nuestros mercados”, concluye. Entre los sectores más propicios para la inversión extranjera, el embajador señala el de la energía -sobre todo las renovables-, el turismo -donde ha habido un incremento del 18% en el último año- y el agroalimentario.

Recuerda que en el último congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), clausurado esta semana, Raúl Castro reconoció como principales obstáculos para las reformas “la rutina, la inercia y que no ha habido un cambio de mentalidad” para facilitar las reformas ya aprobadas. “Estamos en transformaciones muy profundas, las más intensas que hemos hecho en cincuenta años en el orden económico y social”, dice, aunque reconoce que no quieren terapias de choque, sino mantener todos los servicios sociales que aporta el Estado a los ciudadanos.Insiste el diplomático en que esas transformaciones económicas tienen que evitar que haya una “concentración excesiva de propiedad y riqueza”. Eugenio Martínez considera que el modelo cubano es “el único sistema que nos ha funcionado” y recuerda que la Constitución de su país recoge el “carácter irreversible del socialismo en Cuba”, por lo que “para modificar el socialismo tendría que haber una reforma constitucional”.

El diplomático cubano destaca la situación especial que vive Cuba por lo que “tenemos que mantener la cautela porque somos todavía un país bajo sanciones de Estados Unidos”. Recuerda que los inversores extranjeros pueden correr riesgos porque, por ejemplo, no pueden hacer transacciones en dólares, además, no puede haber empresas con más del 25% de capital norteamericano.

Comentarios

comentarios