article-thumb
   

“Presionar y convencer”: Dos premisas sobre Venezuela que dejó gira de Tillerson

El Cooperante | 8 febrero, 2018

Caracas,  08 de febrero.-  La internacionalista y profesora universitaria, Elsa Cardoza, consideró que la gira del  secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, por países de América Latina, estuvo fuertemente marcada en la preocupación sobre la situación de Venezuela.

Lea también: Sigue el toma y dame: Tillerson destacó liderazgo de Perú en contra del régimen de Maduro

Esta gira estuvo fuertemente marcada por la preocupación en Venezuela, en fortalecer relaciones con los países del Grupo de Lima para que algún modo continuar una presión bien articulada que también incluye la Unión Europea (…) En el tema de la crisis humanitaria, que se soluciones los problemas de los venezolanos y se convoquen a unas elecciones con garantías”, declaró a esta redacción.





El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, inició el pasado primero del presente mes una gira por  México, Argentina, Perú y Colombia, en su primer viaje a Latinoamérica como jefe de la diplomacia de su país.  Días antes de emprender el viaje, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, informó que el objetivo era promover un hemisferio seguro, próspero, democrático y con seguridad energética, pero también abogar por una mayor atención regional a la crisis en Venezuela. Así lo hizo, Tillerson  se desplazó a Ciudad de México, donde se reunió con el presidente del país, Enrique Peña Nieto, y su colega mexicano, Luis Videgaray, entre otros, para abordar las relaciones bilaterales y las prioridades de ambas naciones.

Luego, el día 3, voló hasta Bariloche (Argentina), donde trató el tema de los intercambios científicos y prácticas conservacionistas en el Parque Nacional Nahuel Haupi. Después, viajó a Buenos Aires  donde habló con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su homólogo argentino, Jorge Faurie.  Después se fue a Lima a reunirse con el mandatario Pedro Pablo Kuczynski, y la canciller Cayetana Aljovín para evaluar la relación bilateral y la agenda regional.


El mismo día 6, el titular estadounidense de Exteriores se fue a Bogotá, donde se reunió con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la canciller María Ángela Holguín. En estas visitas, la postura de Tillerson respecto a Venezuela fue clara y así la compartió con los jefes de Estado: debe buscarse una solución a la crisis que vive la nación y el rumbo democrático. De hecho, Tillerson habló de la situación militar venezolana. “Nosotros queremos que sea un cambio pacífico (…) un cambio de régimen pacífico siempre es mejor que la alternativa, un cambio violento”. 

Asimismo, anunció que Estados Unidos podría enviar recursos a Colombia para atender a migrantes venezolanos. Colombia ha sido un jugador muy importante para restaurar la democracia en Venezuela. Intercambiamos ideas de cómo podemos trabajar con otros países de la región a través del Grupo de Lima y de la OEA para restaurar la democracia en Venezuela”.

También destacó que el objetivo de su país es “lograr que Venezuela vuelva a respetar sus instituciones“, así como que organicen unas “elecciones libres y justas para que el pueblo venezolano pueda expresar sus opiniones”. Sin embargo, esta gira generó fuerte descontento en el seno del Gobierno de Nicolás Maduro. De hecho, consideraron que sus declaraciones alentaban a un golpe militar o a una invasión. Sobre esto, esta redacción habló con la internacionalista.

“La voluntad de seguir presionando”

“Uno pudiera decir que esta gira, por una parte anuncia la voluntad de seguir presionado y convenciendo al Gobierno venezolano  para que se hagan elecciones y se atienda la crisis humanitaria. Al final estos países están, el Grupo de Lima, desde agosto del año pasado,  han sido claros y firmes en las que son las exigencia de la comunidad democrática regional sobre Venezuela”, dijo.

“Creo que es una gira en la que confluyen la voluntad de EEUU de continuar presionando y convenciendo, haciendo uso de la persuasión, al Gobierno venezolano con el hecho de mencionar la posibilidad de más sanciones económicas y, diría yo, una advertencia de que van aumentar las sanciones en la medida que el Gobierno no permita garantías para que hayan condiciones para las elecciones”, analizó.

Asimismo, destacó que los países latinoamericanos que fueron visitados han mantenido desde el año pasado su postura de ser cautelosos con las sanciones que se impongan, para que éstas no afecten al pueblo de Venezuela.

“Cuando se mencionó sobre la propuesta de EEUU de avanzar hacia sanciones en el sector petrolero, el comentario ha sido que hay que hacerlo cuidadosamente, incluso, de otra escala, a los países de América Latina, Grupo de Lima, son cuidadosos que en caso de imponerse sanciones de esa naturaleza que no están descartadas, contar con las fórmulas para no producir sufrimiento mayor a la población”, indicó.

En ese sentido, estimó que las presiones continuarán a la medida que el Gobierno no dé soluciones a la crisis generada. “Parte de la presión internacional, el  no reconocimiento, complica más las cosas para el Gobierno, porque hace mucho más difícil las ya complicadas relaciones internacionales económicas del Gobierno”, remató.

Comentarios

comentarios