article-thumb
   

Se iba a ir del país: Asesinaron de un disparo a mototaxista frente de a su hijo de dos años

El Cooperante | 10 mayo, 2018

Caracas, 10 de mayo.- De un disparo en la sien izquierda asesinaron a Ángel Alberto Aristigueta Collazo (27), mototaxista, residenciado en El Guarataro, cuando salía con su hijo de dos años de una barbería ubicada en la avenida San Martín, frente a la plaza Capuchinos, en la ciudad de Caracas, el sábado en horas de la noche.

Lea también: Dos mujeres secuestraron a un hombre en el Zulia por una deuda económica

Aristigueta fue a afeitarse junto con su pequeño. Al salir se detuvo a conversar con unos conocidos, llegó un hombre solo, sin mediar palabras le disparó y huyó. Testigos lo vieron irse a pie por San Juan. Así lo reseñó El Carabobeño.

El mototaxista era conocido y apreciado en la zona, no tenía problemas con delincuentes ni con la justicia, pero el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) investiga el hecho como un sicariato, ya que hace seis años asesinaron en iguales circunstancias a su hermano Carlos Miguel Aristigueta Collazo, oficial de la Policía Nacional Bolivariana, migrado de la PM.

A Carlos Miguel también le dispararon delante de su hijo de cuatro años. Dos días antes del crimen de Carlos Miguel, funcionarios del Cicpc y de la Policía de Caracas realizaron un operativo en esa comunidad. Resultó muerto un delincuente y detuvieron a otros, al tiempo que les decomisaron armas, drogas, y la banda quedó parcialmente desmantelada, publicó La Verdad.


Los delincuentes asumieron como una certeza que los hermanos Aristigueta los habían delatado y les juraron venganza. Al morir el funcionario de la PNB, quedó Ángel, como hijo único, y se desplazaba con cautela para evitar que lo atacaran. No tenía recursos para mudarse del barrio, aunque lo deseaba. Últimamente había decidido vender sus pocas pertenencias e irse el mes próximo con su familia a Perú.

Cuando Ángel cayó al piso malherido, su bebé se abalanzó sobre el porque pensaba que estaba jugando. Los amigos rescataron al pequeño, lo llevaron a casa de la familia y al mototaxista al hospital Pérez Carreño, donde falleció. Tenía varios años laborando en la cooperativa 1234 de la entrada de El Guarataro.

Comentarios

comentarios