article-thumb
   

Paparoni: Un ministro que ni siquiera hizo un germinador no debe decirnos cómo sembrar

Christhian Colina

Carolina Soto.- El diputado Carlos Paparoni (Primero Justicia/Mérida), aseguró en exclusiva a El Cooperante que el “gobierno tiene que apostar a los productores venezolanos” y que el Proyecto de Ley para el Reimpulso de la Producción Nacional servirá de punto de partida para lograr que se estabilice la cadena de elaboración de alimentos en todos su rubros.

El parlamentario opositor, quien estuvo durante toda la campaña previa a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre trabajando en esta norma legal, apuntó que esta es “una ley que le permite a los venezolanos volver a encontrar el hecho en Venezuela. Una ley que, además, nos asegura que volvamos a salir a la calle y volvamos a tener un país productivo, no solo lo necesario, sino lo que se requiere para el desarrollo de la nación”.

A su juicio, el problema se resuelve con facilidad. “Si producimos mucho más en el campo generamos más materia prima para que haya más insumos y se puedan conseguir los productos en los supermercados”. El legislador manifestó que el instrumento legal surgió desde el seno de los que saben producir: “Aquí basta de que un ministro que ni siquiera hizo el experimento de sembrar la caraota en un frasquito de compota, sea el que nos diga cómo tenemos nosotros que sembrar”.

Asegura que si se comienzan a hacer las inversiones necesarias y a trabajar en equipo con el Ejecutivo para reactivar la producción, “en nueve meses, tres trimestres, detenemos el desabastecimiento y la caída en la producción, y para mediados del próximo año ya estaremos estabilizando el mercado en rubros de ciclos cortos, y en seis años ya se importará producción desde nuestros campos”.

Las cifras

Paparoni aseguró que lo alarmante de algunas cifras fue lo que los llevó a establecer como una prioridad la norma. “La capacidad instalada del gobierno para la producción de harina de maíz precocida es del 50%, de lo que sería la capacidad del país. Es decir, el Gobierno puede doblar lo que hoy estamos produciendo nosotros en harina de maíz, pero son empresas que están estatizadas y hoy no están produciendo nada. La solución que damos no es la privatización de esta empresa, sino que se consiga algún método; bien sea el alquiler, un acuerdo una empresa mixta, una forma para que comiencen a producir”, dijo.

Refirió que por primera vez en la historia del país se está produciendo solo el 18% del café que se consume, y esto para un país que producía más de dos millones de quintales de café, ahora producir un poco más de 250, “es una tragedia”.

Asimismo, expuso que en los últimos años se han expropiado casi cinco millones de hectáreas, de las cuales menos del 10% en manos del gobierno están produciendo y citó casos de empresas productoras expropiadas como Lácteos Los Andes o Agroisleña que producían 42% de la materia y rubros de su tipo en todo el país y que hoy están paralizadas.

Ante este panorama, el legislador dice que “vemos a un Gobierno que, no sé si es por acción o por omisión, es el mayor responsable de la crisis que está viviendo el campo venezolano y la producción nacional”.

Apuntó que se debe apostar a los ciclos de rubros cortos, a las hortalizas, al pollo, al pescado y al huevo para revivir el aparato productivo venezolano y devolver los productos a los anaqueles en el mediano plazo, para así evitar más penurias para las familias de esta nación. Por último aseveró que la Ley de Producción Nacional es la salida viable y que fija un canal de diálogo entre el pequeño y mediano productor y el aparato administrativo de Venezuela.

Comentarios

comentarios