Connect with us

La Lupa

A 10 años de la tragedia: una señal podría resolver misterio del Malaysia Airlines

Este año, la misteriosa desaparición del avión de Malaysia Airlines llegó a la plataforma de Streaming Netflix, que el 8 de marzo estrenó la docuserie "MH370: The Plane That Disappeared"

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- El 8 de marzo de 2014 ocurrió una tragedia que marcó un antes y un después en la vida de al menos 40 familias de China, cuando se desaparecieron 239 personas que iban a bordo del vuelo 370 de Malaysia Airlines. Han pasado diez años y tres meses, y ahora parece que uno de los misterios con más incógnitas en la historia de la aviación, podría resolverse.

Lea también: Según Putin, Rusia está cerca de la vacuna contra el cáncer

El 8 de marzo de 2014, menos de una hora después de iniciar un vuelo nocturno desde Kuala Lumpur a Pekín, el piloto dio las buenas noches al control de tráfico aéreo de Malasia. El Boeing 777 con 227 pasajeros y 12 tripulantes, estaba a punto de cruzar el espacio aéreo vietnamita. Luego cambió abruptamente de dirección y se cortaron las comunicaciones, reportó BBC en un reportaje especial publicado el pasado 8 de marzo de 2024, titulado "Las familias que 10 años después siguen buscando a las víctimas del desaparecido vuelo MH370, el mayor misterio de la historia de la aviación".

Según los registros, el enorme avión dio vuelta primero, sobrevolando Malasia y luego se adentró en el remoto sur del océano Índico, "hasta que se supone se quedó sin combustible".

Advertisement

Desde que fue declarada su desaparición se llevó a cabo la mayor y más costosa operación de búsqueda jamás vista que, duró cuatro años. Sin embargo, nunca se pudo encontrar ningún rastro del avión.

Miles de investigadores de los océanos, ingenieros aeronáuticos y detectives aficionados han estudiado minuciosamente los datos incompletos del vuelo, tratando de calcular dónde terminó el viaje. Para los familiares de las personas a bordo, estos han sido 10 años de dolor constante, luchando por mantener la búsqueda, para descubrir exactamente qué pasó con el MH370 y por qué. Pero esto podría cambiar.

¿Qué pasó con el vuelo MH370 hace diez años?

El avión partió de la capital de Malasia el 8 de marzo de 2014 a las 12:41 a.m., según la reconstrucción de hechos de las autoridades tras la misteriosa desaparición, que reportó previamente CNN. Aproximadamente media hora después, uno de los sistemas de comunicación del avión envío lo que luego se convertiría en su última transmisión. Nadie detectó nada extraño.

A partir de la 1:21 a.m. se empezó a desencadenar una serie de sucesos inesperados y que aún no se han podido explicar completamente, ya que nunca se encontró la aeronave: el transpondedor —un sistema que envía información clave sobre el vuelo— dejó de comunicar, el avión desapareció del radar militar tailandés que lo estaba rastreando y pareció cambiar de ruta, un radar civil perdió contacto con la aeronave y no se concretó una comunicación prevista.

Advertisement

A las 3:45 a.m., poco más de dos horas después, Malaysia Airlines emitió una alerta de "código rojo" por la desaparición del avión de los radares, que implicaba un nivel de crisis que exigía un despliegue inmediato de los planes de emergencia. Pero el avión nunca llegó a Beijing a las 6:30 a.m., como estaba planificado, ni se pudo detectar en ningún otro espacio. Aproximadamente una hora después las autoridades hicieron el anuncio público de la desaparición.

Micrófonos submarinos

El pasado 17 de junio, The Telegraph informó que unos investigadores de Cardiff analizaron los datos de unos hidrófonos -micrófonos submarinos- que captaron una señal de seis segundos grabada en torno al momento en que, se cree que el avión se estrelló en el océano Índico tras quedarse sin combustible.

Han propuesto nuevas pruebas para determinar si los sonidos podrían ayudar finalmente a identificar el lugar donde se encuentra el Boeing 777 desaparecido y darle algún consuelo a las familias.

"Un avión de 200 toneladas que se estrella a una velocidad de 200 metros por segundo libera una energía cinética equivalente a la de un pequeño terremoto, este sería lo suficientemente grande como para ser registrado por hidrófonos a miles de kilómetros de distancia".

Advertisement

El medio de comunicación británico explicó que existen dos estaciones hidroacústicas capaces de detectar una señal de este tipo: Una está en Cabo Leeuwin (Australia Occidental) y la otra en el territorio británico de Diego García, en el Océano Índico. Fueron creadas como parte de un régimen de vigilancia para supervisar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares. Ambos emplazamientos estaban operativos en la época en que se cree que el MH370 se estrelló en el océano Índico.

Estas estaciones se encuentran a decenas de minutos de distancia del séptimo arco, una zona de búsqueda a 1.200 millas al oeste de Perth señalada por la última comunicación entre un satélite y el avión. Las estaciones hidroacústicas han detectado anteriormente señales de presión características de accidentes aéreos, así como terremotos de diversos tamaños a distancias de más de 3.000 millas.

En su investigación, el equipo de la Universidad de Cardiff identificó una señal que coincide con el estrecho margen de tiempo en el que el avión pudo estrellarse en el océano el 8 de marzo. Fue registrada en la estación de Cabo Leeuwin. Pero la señal no se detectó en la estación de Diego García.

"Esto plantea interrogantes sobre su origen", expuso el Dr. Usama Kadri, investigador y lector de matemáticas aplicadas. "No es concluyente, pero dada la sensibilidad de los hidrófonos, es muy improbable que un avión de gran tamaño que impacte contra la superficie del océano no deje una firma de presión detectable, sobre todo en los hidrófonos cercanos".

El equipo de científicos, cree que nuevas investigaciones podrían desvelar el misterio de forma similar a como se encontró un submarino de la Armada argentina, el ARA San Juan, en el lecho marino un año después de que una implosión lo hiciera caer en picado a las profundidades del Atlántico Sur el 15 de noviembre de 2017.

Advertisement

Encontraron el navío tras detonar granadas en el océano para emular una explosión en el submarino, y luego cruzaron las señales de éstas con los sonidos captados por los hidrófonos cuando implosionó. El resultado fue el hallazgo del pecio a casi 1.000 metros de profundidad, a 290 millas de la costa argentina.

"Un ejercicio similar, utilizando explosiones o cañones de aire de niveles de energía equivalentes a los que se cree que están asociados con el MH370, podría llevarse a cabo a lo largo del séptimo arco", dijo el Dr. Kadri. "Si las señales de tales explosiones mostraran amplitudes de presión similares a la señal de interés, apoyaría centrar las búsquedas futuras en esa señal. Si las señales detectadas tanto en Cabo Leeuwin como en Diego García son mucho más fuertes que la señal en cuestión, sería necesario analizar más a fondo las señales de ambas estaciones. Si se comprobara que están relacionadas, se reduciría significativamente, hasta casi precisar, la localización de la aeronave".

"Por otro lado, si se descubre que las señales no están relacionadas, indicaría la necesidad de que las autoridades reevaluaran el marco temporal o la ubicación establecidos por sus esfuerzos oficiales de búsqueda hasta la fecha".

Historial de búsqueda

Gran Bretaña ha desempeñado un papel clave en la delimitación de la zona de búsqueda, en su función de apoyo a la investigación internacional sobre el avión desaparecido, que despegó de Kuala Lumpur en un vuelo con destino a Pekín para girar aparentemente hacia el oeste sobre el océano Índico.

Advertisement

Dos semanas después de su desaparición, Inmarsat, empresa británica de telecomunicaciones por satélite, reveló que la unidad de satélites del avión había estado respondiendo a solicitudes horarias tras desaparecer de otros radares. En colaboración con la División de Investigaciones Aéreas del Reino Unido, pudo proporcionar a los investigadores una posible zona de búsqueda.

Durante tres años, Australia, Estados Unidos, China y Malasia inspeccionaron 46 000 millas cuadradas de fondo marino al suroeste de Perth, en una zona descrita por Tony Abbott, entonces Primer Ministro australiano, como "lo más cerca posible de la nada", una zona famosa por sus fuertes vientos, mares hostiles y fondos oceánicos profundos.

En 2015 y 2016, restos de la aeronave fueron arrastrados a tierra en varias islas del océano Índico, incluida Reunión, y en la costa de África. El contratista privado Ocean Infinity inició una nueva búsqueda en enero de 2018, pero tras seis meses de búsqueda tampoco encontró nada.

El Dr. Kadri dijo que la desaparición del MH370 motivó el trabajo porque planteó preguntas sobre la capacidad de detectar accidentes aéreos en el océano, y el uso potencial de la tecnología hidroacústica para ayudar a los esfuerzos de búsqueda y rescate.

"Por desgracia, no hemos podido encontrar una señal con la certeza necesaria para lanzar una nueva búsqueda del avión desaparecido. Sin embargo, si las autoridades competentes siguen las recomendaciones, podremos evaluar la relevancia de las señales observadas, lo que podría arrojar luz sobre la localización del MH370".

Advertisement




Tendencias