article-thumb
   

A buscar hojilla: “Si no llegamos a un millón de viviendas me corto el bigote”, apuesta Maduro

Christhian Colina

EFE.- El presidente Nicolás Maduro, apostó este martes su bigote al cumplimiento de la meta al cierre de 2015 de entregar un millón de viviendas. “Hago una apuesta: si no llegamos al 31 de diciembre a un millón de viviendas me corto el bigote”, dijo en su programa semanal “En Contacto con Maduro”.

Tras consultar a la primera combatiente Cilia Flores, si estaba de acuerdo con su apuesta y recibir de ella como respuesta que amanecerá el 1° de enero con su bigote, el mandatario pidió en tono jocoso a los obreros de la construcción ayudarle a ganar la apuesta.

“Le digo a mis hermanos trabajadores, obreros y obreras, a los ingenieros: trabajen para no tener que cortarme el bigote. No, mentira. Es una broma. Trabajen porque hace falta que nuestro pueblo tenga su vivienda”, sostuvo.

Hasta el 14 de octubre pasado el Gobierno había entregado 742.501 viviendas, según precisó el ministro de Vivienda y Hábitat, Manuel Quevedo.

Comentarios

comentarios