article-thumb
   

A dos meses del cierre de la frontera: 75% de los comercios en Táchira están cerrados

Admin

Lohena Reverón.- La medida del cierre de la frontera con Colombia, ordenada por el presidente Nicolás Maduro cumple dos meses, la misma se llevó a cabo el pasado 19 de agosto tras la denuncia de una emboscada sufrida por efectivos de la Fuerza Armada cuando cumplían labores de inteligencia. Por esta razón se han manifestado los sectores productivos del eje San Antonio – Ureña, quienes aseguran que la situación es insostenible, debido al impacto negativo tanto social como económicamente.

La presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio, Isabel Castillo, afirmó que 70 por ciento del comercio de la zona cerró sus  puertas y no sabe si volverá a abrir. El cese de la actividad  comercial se puede percibir  al recorrer las calles de San Antonio del Táchira, donde se observan comercios cerrados y soledad en general, agregó.  En el sector de la industria, igualmente se ha registrado cierre de  empresas y las que están trabajando lo hacen “a media máquina”, por los problemas de escasez de mano de obra calificada y materia prima.

A raíz de las medidas gubernamentales, las operaciones de importación, exportación, tránsito aduanero de mercancías y de carbón, hasta la fecha se mantienen suspendidas, al igual que el comercio interfronterizo que tradicionalmente ha existido en el eje colombo-venezolano. Los gremios empresariales de San Antonio y Ureña estiman que, como consecuencia de las medidas  de control aplicadas, la actividad económica a nivel del comercio, la industria y los prestadores de servicios ha disminuido entre 70 y 75 por ciento.

“La destrucción de empresas eficientes”

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industria de Ureña, Isidoro Teres, expresó que el cierre de la frontera “ha sido la estocada final para muchas empresas que estaban tratando de sostenerse, de aguantar, pero con el cierre hermético y la suspensión total y absoluta  de operaciones, se terminó de destruir  todo un entramado eficiente de empresas que durante muchos años había funcionado”.

Afirma que la actividad económica en la zona ha disminuido 75 por ciento. “Podemos asegurar que estamos en este momento operando en 25  por ciento, tanto  el ejercicio comercial como industrial,  que son los dos sectores más representativos del eje fronterizo”. Destacó que la actividad comercial  disminuye, tanto por el hecho de que los colombianos no pueden venir a realizar compras, como porque los venezolanos del interior no pueden pasar a Cúcuta, ya que aprovechaban su paso para adquirir productos y demandar servicios en San Antonio, Ureña y Cúcuta.

Es preciso destacar que con el cierre de frontera también llegó la declaratoria del Estado de excepción, inicialmente en seis municipios fronterizos del Táchira, luego se amplió a otros cuatro de la entidad y  sucesivamente a otras regiones limítrofes de Venezuela y Colombia. A raíz del bloqueo del paso por los puentes Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Unión, que  comunican a Táchira con el departamento Norte de Santander, se paralizó la actividad formal e informal que se daba por estos cruces de frontera.

Comentarios

comentarios