article-thumb
   

A caraqueños escapar del caos capitalino puede costarle “un ojo de la cara”

El Cooperante | 14 octubre, 2017

Caracas, 14 de octubre.- Hasta hace unos años, los venezolanos tenían la posibilidad económica de viajar y en cada oportunidad buscaban los mejores destinos y opciones ajustadas a sus bolsillos. Ahora, escapar por unos días, y quizá por unas horas, de los problemas económicos, políticos y sociales por los que atraviesa el país parece ser inviable para la mayoría de los caraqueños ante el gasto que implica tomarse un descanso.

Lea también: Altos precios hacen que el turismo nacional sea un sueño de nunca alcanzar

Una realidad innegable, tanto como un salario mínimo que no alcanza ni siquiera para cubrir parte fundamental de la canasta alimentaria, tomando en cuenta que el ingreso mensual integral es de apenas 325 mil 544 bolívares. El presupuesto que se requiere para hospedarse en algún lugar turístico o hasta un viaje ida y vuelta a la playa o a la montaña puede quitarle en cuestión de segundos el entusiasmo y las ganas de salir a cualquier venezolano.





El equipo de El Cooperante consultó los precios de algunas posadas y cabañas en las zonas de La Colonia Tovar, Vargas y Barlovento, y pudo constatar que, por lo mínimo, se requiere de más de un millón de bolívares. Para quienes buscan tomar sol y disfrutar del calor costero, en Higuerote se encuentran Las Casas del Gobernador, unas posadas con piscina frente a la playa de Chirimena. El costo por noche es de 296 mil 719 bolívares. Una habitación por tres días y dos noches para 4 personas en Olas Club Resort, ubicado en Río Chico, tiene un costo de 224 mil bolívares, según la información consultada en una página en la que ofrecen paquetes en oferta.

En el caso del estado Vargas, específicamente en la población de Chuspa, se encuentra la posada Casa Bonita, en donde cobran por persona 120 mil bolívares el día, con desayuno y cena incluida; otra, en Chichiriviche de la Costa, tiene un precio de 40 mil bolívares por persona con desayuno, sin él, el costo sería de 20 mil bolívares.

Le puede interesar: “Olvídense de comprar”: El peregrinaje para alquilar un apartamento en Caracas





En cuanto a las personas que buscan un lugar más tranquilo, para disfrutar de la naturaleza y con un clima fresco, también deberán desembolsar una buena cantidad de dinero. En la Hacienda Vieja Posada, ubicada en Galipán, estado Vargas, hay habitaciones para dos personas que van desde los 300 mil hasta los 450 mil bolívares, todas con desayuno incluido; y si se requiere de una cama adicional, deberán sumarle 100 mil bolívares. En ese mismo lugar, un día en La Posada De Teresa supera los 220 mil bolívares. Ubicada entre la vía de Macuto – Galipán, la posada Miradas ofrece hospedaje desde los 212 mil 800 bolívares.

El estado Aragua con su Colonia Tovar es un destino por excelencia de los caraqueños. Una noche en el hotel Klein Dorf Hotel tiene un precio de 255 mil 350 bolívares; en la posada Río Tuy los precios van desde los 71 mil bolívares.

Los montos consultados y señalados por este medio pueden “inflarse” ante los volátiles precios del país que fluctúan en relación a la tasa del dólar negro. Algunos lugares tienen fechas establecidas para el vencimiento de las tarifas, normalmente duran entre dos semanas y un mes. Además, hay que sumar el dinero que, dependiendo de las necesidades de cada uno y preferencias, se deberá invertir en los viáticos, comidas, bebidas, paseos y otros gastos propios de un “retiro” del caos que representa para muchos la situación del país y de la capital.

Comentarios

comentarios