article-thumb
   

A Maduro lo abandonó casi todo el mundo, incluyendo los presidentes de Ecuador y España

Danny Leguízamo | 28 septiembre, 2018

Caracas.- Es un fracaso en toda regla. Un “ridículo internacional”, como lo señalaba este jueves Javier Antonio Vivas Santana en Aporrea. La visita de Nicolás Maduro a la ONU -y en particular su discurso en la sesión plenaria del organismo multilateral- lo terminaron de dejar en evidencia frente a la comunidad internacional. Negó la crisis el presidente. Negó la diáspora. Lo negó absolutamente todo. Y por supuesto, le dejaron el auditorio medio vacío, puesto que no todos los mandatarios estaban dispuestos a escuchar un discurso que ya es calco del libreto diplomático cubano.

Le puede interesar: “Ridículo y cobarde”: La descarga de un chavista contra el discurso de Maduro en la ONU

Claro, a Maduro hay que concederle el “mérito” de haber acudido a enfrentar al pleno de la ONU, como escribió Juan Carlos Zapata en KonZapata. Sin embargo, para Maduro ya es demasiado tarde para recomponer su imagen. La resolución adoptada por el Consejo de Derechos Humanos en contra del régimen venezolano es clave, pues aunque Maduro no podrá ser sancionado si no acata la instrucción, el hecho en sí mismo refleja que ni Lenín Moreno de Ecuador ni Pedro Sánchez de España se atrevieron a votar a favor de Venezuela: lo hicieron en contra.

Y tal como alega El Mundo de España, “también votaron en contra Brasil, Chile, Ecuador, México, Panamá y Perú, países de la región que sufren desde hace más de dos años la diáspora masiva de venezolanos, entre tres y cuatro millones huidos del derrumbe.”.

Se queda solo Maduro. Solo en términos de número de países que lo respaldan. Pero no se queda solo en términos cualitativos, pues China y Rusia siguen siendo el soporte del régimen. De hecho, Venezuela es en una pieza de ajedrez de ambas naciones. Tanto Xi Jinping como Vladimir Putin han hecho grandes negocios con Maduro. Y no están demasiado dispuestos a perder sus inversiones, particularmente China, cuyo Gobierno ha acordado un nuevo tramo de finaciamiento por hasta USD 5 mil millones, con el fin ulterior de recuperar la producción petrolera y evitar que Maduro se quede sin petróleo para cancelar las deudas adquiridas desde los tiempos de Hugo Chávez.


 

Comentarios

comentarios