article-thumb
   

A un mes del cierre: Medidas de Maduro generan más problemas de los que ha resuelto

Admin

Saimar De Santis.- Luego de un mes de cierre fronterizo y el Estado de excepción en 20 municipios venezolanos, los presidentes de Colombia y Venezuela se reúnen en Quito este lunes para discutir formas de resolver el conflicto entre ambas naciones.

Aunque la medida se tomó para luchar contra el contrabando y el paramilitarismo, según Maduro, analistas consideran que ha causado más problemas de los que ha resuelto:

En primer lugar, se agudizó la caída del intercambio comercial. El comercio formal se ha visto afectado y, a pesar de que desde el Gobierno venezolano se ha culpado al contrabando de extracción del desabastecimiento, este problema se mantiene. “La gente esperaba que una vez cerrada la frontera las 24 horas del día aparecieran los alimentos, pero a estas alturas lo que hay es más escasez”, afirmó José Rozo, representante de Fedecámaras Táchira.

Venezuela también ha perdido ingresos pues se detuvieron las operaciones aduaneras, por lo que no se han recibido ingresos por importación. Desde la Cámara de Comercio de Apure aseguran que el cierre no ha resuelto ni “el contrabando y el bachaqueo”.

Uno de los puntos que ha mejorado es el suministro de combustible. Eulogio del Pino, ministro de Petróleo y Minería, informó que el abastecimiento de gasolina en Zulia y Táchira se había normalizado y que luego del cierre de la frontera se ahorran al menos 7 millones de litros diarios.

Durante el cierre en la frontera han abundado las denuncias de carácter humanitario. Aunque funcionarios venezolanos niegan la violación de derechos humanos, desde Colombia denunciaron demolición de viviendas, menores separados de sus padres, robos, maltratos y violaciones.

Todas estas medidas inciden en la opinión pública y podrían verse reflejadas en los resultados de las elecciones del 6 de diciembre. Para el politólogo John Magdaleno, los señalamientos sobre maltratos y desalojos no han sido bien recibidos por la población y pueden afectar la imagen de Maduro tras el conflicto. “Ha habido una integración bilateral profunda en los últimos 30 años, se echa por tierra la explotación del nacionalismo pese a  que hubo un intento para promoverlo. Esto es difícil que se logre con la polarización que hay en el país”, señaló.

Queda solo esperar los resultados de la reunión entre Santos y Maduro, aunque para muchos, el problema en la frontera solo responde a los conflictos internos de Venezuela, y como tal, así deben resolverse.

Con información de El Nacional

Comentarios

comentarios