article-thumb
   

“Abandono la sede”: La denuncia de la magistrada Marisela Godoy sobre la sentencia que prepara el TSJ

El Cooperante | 1 mayo, 2019

Caracas.- La magistrada del Tribunal Supremo de Justicia, Marisela Godoy, denunció este miércoles en un comunicado la maniobra que el máximo tribunal del país prepara en Sala Plena tras la insurrección militar contra Nicolás Maduro el pasado martes. Godoy alegó que ni ella ni el resto de los togados recibieron información alguna sobre el contenido de la sentencia que se podría dar a conocer en las próximas horas. Tras considerar irregular el procedimiento, se retiró de la sede del TSJ.

Le puede interesar: Cristopher Figuera, El Temible, es otro peligro para Nicolás Maduro

Godoy, quien ha salvado su voto en todas las polémicas decisiones del TSJ, explicó que pidió un derecho de palabra a sus colegas magistrados para manifestar la “inconformidad” con la fórmula utilizada para emitir fallos.





“En razón de observar una posición monolítica en cuanto a la decisión que ha de ser expresada en medios de comunicación, y cuyos alcances y contenido desconozco, y por cuanto mi presencia en el día de hoy aquí no es más que ocupar físicamente una silla en esta jerarquía, me retiro y abandono la sede”, dijo Godoy.

A continuación el texto íntegro de la denuncia de la magistrada Marisela Godoy:

 





Estuve en la sala plena.

Las consideraciones iniciales antes de tomar la decisión, fueron pletóricas de expresiones políticas propias del discurso oficial de los últimos años. Es decir, una visión eminentemente distinta a la esencia de la supuesta razón que nos convocaba en el día de hoy. Quedó claro que el TSJ es la plataforma por excelencia de el estado de derecho que ellos conciben y defienden .

-En cuanto a la decisión que hoy será adoptada por esta alta jerarquía, me es desconocida. Y en la misma situación se encuentran los magistrados quienes tampoco tienen conocimiento de su contenido, elaborado previamente así como del alcance jurídico y político que habrá de tener el mismo. Mi presencia en ese recinto estaba de más, por cuanto la decisión que será expresada en instantes, y al cual no tengo acceso la ignoro y tengo la imposibilidad de emitir un pronunciamiento acerca de lo que me es ajeno y ya está elaborado por el consenso del Organismo. Pedí la palabra ante los Magistrados de la Sala Plena manifestando mi inconformidad por la fórmula que ya se ha hecho costumbre, como es la de desconocer el contenido del fallo que trae consecuencias a todo el país.

Por otra parte, expresé como venezolana que deploraba cómo en los últimos años se ha instaurado una posición maniquea respecto a lo distintos factores del país, calificando de apátridas a aquellos que no concuerdan con la posición política de cualquier otra persona , y lo que es peor, se niega el reconocimiento del otro, lo cual trae un mal tremendo con la instauración de la intolerancia y el desconocimiento de los valores que ésta engendra. Me duele profundamente cómo principios como el diálogo, el consenso y el acuerdo se han demonizado, y que si bien es cierto en el exterior son una máxima y un valor, para nosotros es un grito de guerra, porque esos vocablos que engendran de suyo valores, se han convertido en sinónimo de negocios turbios y deleznables, con lo cual, sufrimos la desgracia de convertir a nuestros compatriotas en enemigos.

La paz es un valor que no se puede confiscar y nos pertenece a todos por igual. En razón de observar una posición monolítica en cuanto a la decisión que ha de ser expresada en medios de comunicación, y cuyos alcances y contenido desconozco, y por cuanto mi presencia en el día de hoy aquí no es más que ocupar físicamente una silla en esta alta jerarquía, me retiro y abandono la sede.

Comentarios

comentarios