article-thumb
   

ABC: Purgas por corrupción en el chavismo para ganar elecciones y amenazar rebeldes

Christhian Colina

ABC de España.- En Venezuela ser chavista hace ya tiempo que no basta para mantenerse fuera del alcance de la justicia. El pez grande, si ve amenazado su poder, utiliza la “lucha contra la corrupción” para comerse al pequeño y eliminarlo políticamente.

Hace unos días el alcalde del municipio de Caroní, José Ramón López, fue arrestado tras ser acusado de corrupción por el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez. Ambos son bolivarianos, pero el segundo, más poderoso, apagó su competencia dentro del partido a falta de dos meses para las elecciones legislativas, en la que se espera un cambio político. 

Rangel Gómez es muy poderoso, pese a estar cercado por varios casos de corrupción“, apunta la directora de Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas. “Los candidatos del PSUV en ese estado son todos cercanos al gobernador menos López, quien tenía bastante apoyo popular”, añade.

Para el secretario general de Primero Justicia en Carabobo, Armando Amengual, la detención del alcalde de Caroní guarda bastante relación con la de Edgardo Parra, quien dirigía la alcaldía de Valencia. “Las detenciones han sido ordenadas por gobernadores que han sido militares, han ocurrido antes de las elecciones legislativas. Con un 90% de autonomía, el chavismo duro quiere centralizar y de paso atemorizar a los alcaldes”.

Por su parte, el sociólogo y columnista del diario El Nacional, Tulio Hernández, cree que “con el arresto del alcalde se cumplen dos funciones: de cara a las elecciones, dices al pueblo que el Gobierno persigue a los corruptos y dos, defiendes de paso a los militares asegurando que son quienes más controlan la corrupción”.

El general retirado del Ejército Antonio Rivero, manifiesta “conozco al general Rangel Gómez y no tengo ninguna queja en el punto de vista militar y personal, pero desde que lo hacen presidente de la Corporación Venezolana de Guayana ha sido señalado por varios casos de corrupción. Sin embargo, como el estado Bolívar fue considerado por Chávez y por todo el Gobierno como motor económico, se taparon los escándalos por miedo a perder esta plaza clave”, describe el militar.

“Bolívar es un estado canalizador del narcotráfico” como vía de entrada y salida de barcos por el Orinoco, según asevera el General Rivero. “Con la detención de López, Rangel Gómez consigue quitarse a un rebelde dentro del partido con apoyo popular y que le quiso disputar la Gobernación. Logra impedirle que se adscriba a un partido opositor y vende que lucha contra la corrupción antes de las elecciones a gobernador”.

Esta situación se ha repetido en más de una ocasión, explica De Freitas “eso mismo ocurrió también cuando Nicolás Maduro decidió aprobar la ley habilitante, cuya excusa era la lucha contra la corrupción. En aquel momento saltó el caso del alcalde de Valencia, Edgardo Parra, quien pasó solo siete meses en la cárcel pese al revuelo que se montó. Se hace mucha bulla pero luego les condenan con sanciones ligeras”.

Comentarios

comentarios