article-thumb
   

Abogados de Lula piden anular investigación por presunto tráfico de influencias

Christhian Colina

EFE.- Los abogados del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva pidieron la anulación de la investigación que fue abierta para determinar si el dirigente del gobernante Partido de los Trabajadores incurrió en el delito de tráfico de influencias para favorecer a una constructora y que se investigue al fiscal responsable por la acción.

En un recurso presentado ante el Ministerio Público, la defensa de Lula pidió la suspensión de la investigación penal y la apertura de una investigación y de un proceso administrativo contra el fiscal Valtan Timbó Mendes Furtado, informó el Instituto Lula en un comunicado.

El exmandatario es investigado por presuntamente haber influido en el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), después de haber concluido su mandato, para que le concediera créditos a la constructora Odebrecht destinados a la financiación de obras en otros países latinoamericanos y africanos en los que opera. Según la Fiscalía, tras dejar la Presidencia, en enero de 2011, Lula realizó viajes a Panamá, Venezuela, República Dominicana y Ghana costeados por Odebrecht.

El caso fue destapado en mayo pasado por la revista Época, según la cual Odebrecht recibió del Bndes créditos por cerca de 4,1 millones de dólares para obras en República Dominicana, Venezuela, Cuba y Ghana.

Los abogados de Lula alegan que el fiscal que abrió la investigación violó las normas del propio Ministerio Público al interferir en un procedimiento preliminar que era conducido por otro fiscal; al ignorar plazos e instancias del organismo y al no tener en cuenta los alegatos presentados por la defensa de Lula. La defensa alega que el fiscal abrió la investigación el 8 de julio, tres días antes de que venciera el plazo que tenían los abogados de Lula para presentar la defensa, lo que hicieron el 9 de julio.

La investigación puede desembocar en un juicio a Lula, que se celebraría en el ámbito de la justicia federal ordinaria puesto que el expresidente, al no ocupar ningún cargo político, no está aforado. No obstante, la Fiscalía podría archivar la causa en cualquier momento si considera que no tiene suficientes indicios para elevarla a un tribunal.

Comentarios

comentarios