article-thumb
   

Abren en Ecuador un “Banco de Favores” para ayudar a los emigrantes venezolanos

El Cooperante | 4 septiembre, 2018

Caracas.- Se trata de un banco que no presta dinero sino que funciona para intercambiar trabajo por bienes, una fórmula que busca hacer menos vergonzosa la vida de los venezolanos en San Domingo de los Tsachilas, una población ubicada en el centro de Ecuador.

Lea también – Los 88 altos funcionarios chavistas y las 25 empresas que están en la mira del Congreso de Colombia

El proyecto se denomina Banco de Favores y surgió para apoyar a los venezolanos que aún no cuentan con trabajo ni entradas económicas de ningún tipo. “Este banco no funciona con dinero sino con tiempo. Es decir, los socios hacen favores a una persona a cambio de una ayuda o de un bien, como ropa, medicinas o alimentos”, dice Fabiola Sandoval, la creadora de la iniciativa y quien pasó momentos muy difíciles cuando emigró a España .

El sistema es simple: los emigrantes prestan servicios de limpieza a casas, jardinería o arreglos eléctricos en viviendas de familias de Santo Domingo y a cambio reciben ropa o comida. Fabiola Sandoval, vivió más de 12 años en Murcia (España) y cuenta que cuando llegó a ese país le fue muy difícil conseguir ayuda. “Un día, mientras caminaba por Murcia vi el anuncio que decía: Banco del Tiempo, un tipo de apoyo que se presta en otras regiones españolas”, contó a la prensa de Ecuador.

Lea también – Gobernador de Florida dispuesto a otorgar estatus de protección temporal a venezolanos

En ese Banco del Tiempo le explicaron que podrían ayudarle a conseguir trabajos ocasionales, como acompañar a adultos mayores, hacer compras o llevarlos al médico, y a cambio les harían un trueque de dinero o enseres.  Además en ese banco la capacitaron en primeros auxilios, enfermería y en riesgos laborales. Fabiola llegó incluso a cuidar a los hijos de otros migrantes para que ellos pudieran trabajar. “Muchas de las personas me pagaban con dinero y así podía pagar la renta”.

Hace cuatro años Fabiola retornó a Santo Domingo para jubilarse, pero cuando empezó a ver venezolanos jóvenes vendiendo ­dulces o jugos de naranja en los semáforos de Santo Domingo recordó sus primeros años en España y decidió ayudarlos.

En dos meses ha dado ayuda a 30 venezolanos. Su socio, Patricio Mosquera, es un abogado que reside en Quito y asesora a los venezolanos en trámites de residencia o les dicta cursos sobre los derechos y responsabilidades que tienen en Ecuador.

Lea también – Duque tildó como “desafiante” la llegada de venezolanos a Colombia

En la actualidad hay 100 venezolanos inscritos en el banco y otros 100 migrantes retornados a Ecuador. Para inscribirse en el banco, las personas deben presentar su hoja de vida, en la que detallen estudios, trabajos anteriores y las fortalezas con las que podrían aportar al banco.

Un venezolano, cuyo nombre no quiso revelar, se inscribió hace un mes y en ese tiempo ha mantenido jardines , ha limpiado vidrios y ha hecho revisiones eléctricas, entre otros oficios. A cambio ha recibido alimentos y 30 dólares, que envió a su hijo y esposa en Venezuela.

Lea también – Argentina anuncia más austeridad para enfrentar la crisis económica

Otra ecuatoriana, Martha Burbano, se integrará a este proyecto ya que ella tiene una papelería cerca de las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores y su idea es ayudar con copias e impresiones a quienes no tengan dinero para hacerlo. “Podemos hacer un trueque y ayudarnos”, dijo.

La Asociación de Migrantes Retornados en Santo Domingo presentarán esta idea en la Mesa Técnica de Movilidad y allí analizarán la situación que viven los venezolanos y se plantearán soluciones, como Ferias donde se puedan vender productos artesanales, elaborados por venezolanos y migrantes retornados a Ecuador.

Comentarios

comentarios