Connect with us

Destacados

Abuchean a Carmen Meléndez por mencionar a Maduro en el desvelo de la estatua de José Gregorio Hernández

La beatificación del “médico de los pobres” se oficializó este 30 de abril en un acto discreto por la pandemia de la COVID-19

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.- La ministra para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Carmen Meléndez fue abucheada la tarde de este viernes por feligreses en el acto de desvelo de la estatua del beato José Gregorio Hernández, luego de que mencionara a Nicolás Maduro en su discurso.

Lea también: Oficializan la beatificación de José Gregorio Hernández

En la ceremonia, Meléndez intentó agradecer a Maduro por "ordenar la creación de la estatua", pero los feligreses que se encontraban desde tempranas horas en la Plaza La Candelaria rechazaron su discurso abucheándola.

Autoridades de la Iglesia Católica oficializaron este viernes la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, en un acto discreto en la iglesia del Colegio La Salle La Colina, en Caracas.

Durante la homilía, el monseñor Aldo Giordano pidió al beato que conceda el milagro de la unidad nacional e indicó que el también conocido como el “médico de los pobres”. ahora podrá ser venerado como las beatas María Candelaria de San José, Carmen Rendiles y la madre María de San José.

La beatificación llega en momentos en que la mayoría de los venezolanos enfrenta una pérdida de poder adquisitivo provocada, entre otros factores, por una hiperinflación que ha llevado a las nubes los precios de los alimentos. Un total de 9,3 millones de personas –cerca de un tercio de la población- padecen inseguridad alimentaria moderada o severa, según el informe 2020 del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Advertisement

Según la Administración de Maduro, los problemas económicos son consecuencia de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados, que bloquean los fondos que el país necesita para la importación de alimentos y medicinas, entre otros bienes esenciales.

El proceso para lograr la declaración de santo de Hernández contó con el apoyo de la Iglesia católica venezolana desde 1949, tres décadas después de su muerte a los 54 años, al ser atropellado por un automóvil en 1919.





Tendencias