Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Acción Democrática cumple 80 años oxigenada por el liderazgo de Ramos Allup

Este año no se celebrará la tradicional concentración en el Comité Ejecutivo Seccional Caracas de la tolda blanca tras su judicialización. En su lugar, una cancha en Baruta albergará a centenares de militantes y dirigentes. El liderazgo de Ramos Allup parece sostener la unidad interna en AD

Foto: Cortesía

Caracas- “Mire compañero, extienda bien el estandarte para que lo vean en televisión. Así mismo. Que se vea”. Con esa frase, Henry Ramos Allup organizaba la salida de un robusto bloque de adecos que caminaba desde Chacaíto hasta el centro de Caracas para exigir condiciones electorales en el año 2005, en la era de Chávez.

Y aunque al llegar a la avenida Universidad un grupo de chavistas hacía la señal de la cruz a modo de burla cuando llegaron los blancos (“ya están muertos”, gritaron) el secretario general de AD no se inmutaba: parándose en una improvisada tarima pronunció su discurso en una época en la que el casco histórico estaba prohibido para la oposición. Antes, se había atrevido en Catia. Fue el primer dirigente que salió del ghetto del este.

Ramos Allup se sentó en la silla presidencial del parlamento. Durante su gestión se aprobaron decenas de leyes. El gobierno vulneró las facultades constitucionales de la Asamblea Nacional. Luego, en 2017, los adecos ganaban 12 candidaturas a las regionales. Había músculo. Maquinaria. La maquinaria estaba lista para el 2018, cuando todas las cuentas posibles daban ganador a Ramos Allup como aspirante presidencial de la oposición. De hecho había acuerdo firmado por todos los partidos para hacer primarias y llegado el momento, decidieron no hacerlo. Poderosos sectores económicos movieron sus hilos para que la candidatura de Ramos Allup no fuese posible. Llegó la abstención. Más tarde, en 2020, Acción Democrática era judicializada.

Horas después de consumada la traición Ramos Allup regresó a su oficina en La Florida y se reunió con un nutrido grupo de jóvenes.

-A mi edad ya nada me asusta. Estoy contando los cañones-, dijo, en referencia a lo ocurrido con Bernabé Gutiérrez.

Y a su edad y sin asustarse sigue al frente de Acción Democrática, que hoy cumple 80 años de fundación. Los adecos fueron pioneros en la construcción de autopistas, carreteras, hospitales, universidades, el sistema de orquestas juveniles e infantiles, programas sociales, becas en el exterior, bibliotecas, sistemas de abastecimiento de agua y de energía eléctrica. Construyeron país. Con errores y aciertos. En cualquier rincón de Venezuela hay una obra de algún gobierno adeco. Es una historia que el chavismo ha querido borrar, porque a ni al gobierno ni a ciertos sectores “opositores” les conviene que la generación más joven de Venezuela conozca la verdadera historia de la República Civil. El olvido es la estrategia del comunismo. Comunismo que por cierto, combatieron los adecos con votos y con balas.

Los blancos cumplen 80 años con una amalgama. Dentro del grupo de partidos de oposición, aparecen de primeros en las encuestas. Tienen maquinaria y liderazgos regionales y municipales. Hay hambre de poder. Todavía no se han ido. Y que quede claro, dicen sus militantes, solamente “le agarran línea” a Ramos Allup.

De allí que luego de la judicialización, el CEN de AD haya conservado sus cuadros medios y bajos (los cañones) en sintonía con el mensaje de su jefe, que se jacta con total sinceridad de ser antipático porque “los adecos somos antipáticos históricos”. Pero si un antipático pretende llevar las riendas de AD tiene que conectar con la base. O sea, no cualquier antipático puede convencer a los adecos.

Pero unas son de cal y otras de arena. Los adecos hoy deben pensar en el futuro. En la actualización de su tesis programática. La socialdemocracia como doctrina ha evolucionado. También tienen el reto de conservar y robustecer la maquinaria, aun con las alforjas vacías y una diáspora que golpea esencialmente al sector juvenil. Deben pensar los adecos en la creación de un plan que examine la realidad de Venezuela y formular propuestas de gobierno, a la usanza del Plan de Barranquilla. Los adecos deben hablarle al país y conectar con esa Venezuela profunda que se ha divorciado de la clase política, según todas las encuestas. Es difícil hacer oposición en estas circunstancias, pero no imposible. Los partidos deben rescatarse y conservarse, pues estos son los hilos conductores de las demandas del colectivo. Y es que los partidos, pronostica el exsenador Carlos Canache Mata, “cogerán vuelo” luego de caída la tiranía.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Ahí sigue Ramos Allup. No va de salida. La disciplina adeca y la conexión que esta tiene con el carisma de su secretario general mantienen oxigenado (y unido) a un partido que gobernó cinco veces desde 1958 y dos veces durante el trienio de 1945 a 1948, primero con Rómulo Betancourt y luego con Rómulo Gallegos, tristemente derrocado por un golpe de Estado.

-Acción Democrática nunca podrá ser menoscabada porque los adecos somos una raza inextinguible-, ha sentenciado Henry Ramos. ¿Adelante a luchar milicianos?



Artículos relacionados

Sucesos

En el accidente también resultó herida una niña de cuatro años, quien se encuentra recluida en el Hospital Central de Valera

Destacados

Los antisociales fueron identificados como Luis Carlos Bracho Urdaneta de 20 años de dad y un adolescente de 17 años, apodado "Cirito"

La Lupa

Ya en la fallida reforma constitucional de 2007, el país le dijo no a Hugo Chávez cuando pretendía la aprobación de un Estado comunal...

Destacados

En 01 de octubre, la Sala 08º de la Corte de Apelaciones anuló la sentencia absolutoria del Tribunal 15° de juicio y ordenó la...