article-thumb
   

Acoso político y desabastecimiento incentivan suicidios

Jose G Martinez

Ana Rodríguez Brazón.- Por falta de preocupaciones, en países de primer mundo como Belgica y Finlandia el suicidio es la primera causa de muerte; en Venezuela la historia es otra. Este martes un hombre intentó suicidarse en Barquisimeto luego de no encontrar pañales.  El sujeto subió a la parte más alta de un centro comercial y causó alarma en la población. Afortunadamente fue persuadido por los bomberos locales y desistió de su acción.

Con este caso incrementa el número de intentos de suicidios conocidos que, de alguna u otra manera, tiene su origen en la crisis económica y las políticas del Gobierno. Quienes han puesto fin a su vida o han atentado contra su integridad lo han hecho agobiados por acoso político e incluso por asfixia económica.

Uno de los primeros casos de intento de suicidio fue en 2014 y se trató de Marcelo Crovato, abogado detenido durante las protestas en contra del Gobierno que iniciaron ese año. Según informó Alfredo Romero, representante del Foro Penal, el detenido “amarró una soga de la ventana y gracias a Dios los reclusos lograron detenerlo”.

Este año los episodios iniciaron con la muerte de  Rodolfo González, “El Aviador”, quien fue detenido  en abril de 2014, vinculado también con las protestas. El hombre, quien  se encontraba recluido en El Helicoide, se habría quitado la vida luego de conocer que la mañana del  viernes 13 de marzo sería trasladado a la cárcel de Yare.

Este martes se conoció que Lorent Saleh, dirigente estudiantil, deportado por Colombia en Septiembre de 2014,  habría intentado suicidarse el pasado 20 de abril en “La Tumba” del Sebin, según informó su abogado, Joel García. Luego de una larga audiencia en Carabobo y a la que fue trasladado en helicóptero, el Tribunal Tercero de Control decidió la privativa de libertad que hoy cumple con presuntas torturas y violaciones a sus derechos humanos, según ha denunciado la defensa.

Comentarios

comentarios