article-thumb
   

Acreedores venezolanos piden a Trump y a Guaidó revisar sanciones a tranding de bonos

El Cooperante | 10 julio, 2019

Caracas- Un comité de acreedores venezolanos integrado por tenedores institucionales de bonos emitidos de Venezuela, Petróleos de Venezuela y Elecar exigieron este martes al Gobierno de Estados Unidos y al presidente encargado venezolano Juan Guaidó revisar las sanciones impuesta a la comercialización (trading) de las obligaciones aplicada por el Departamento del Tesoro estadounidense.

Lea también: Bajo presión por sanciones, Venezuela vende petróleo a pequeña empresa turca

En un comunicado, el Comité de Acreedores de Venezuela señaló que las sanciones estadounidenses no permiten que ningún ciudadano de ese país adquiera bonos de Venezuela, de la estatal petrolera venezolana ni de Elecar, incluso si de trata de una compra a otro ciudadano de la misma nacionalidad, reseñó el medio HispanoPost.





“Ningún inversionista estadounidense puede optimizar su portafolio intercambiando una obligación venezolana por otra y si quisiera venderla solo podría con una contraparte no estadounidense”, indica el documento. El comité expresó que, como consecuencias, las únicas ofertas en el mercado son cotizadas de manera “oportunista”, a un precio muy bajo que puede llegar, en algunos casos, a 15 centavos de dólares.

Los acreedores advirtieron que hay razones para creer que estas ofertas, muy por debajo de los precios que prevalecían antes de que las sanciones vetaran la comercialización, provienen de compradores que incluyen a “compinches” de Nicolás Maduro. En el comunicado se enfatiza que los tenedores se ven forzados a vender sin ninguna otra opción que aceptar la oferta artificialmente baja en el mercado.

Definir cómo renegociar la deuda externa

Asimismo, el comité de acreedores venezolanos pidió a Guaidó comenzar a discutir el marco para una futura renegociación total de la deuda externa del país sudamericano, que cayó en incumplimiento en 2017, reseñó la agencia de noticias Reuters.





Si bien los bonistas aceptaron que lo inmediato para un futuro Gobierno liderado por la oposición es atender la crisis humanitaria, pidieron que el opositor se comprometa ahora con el comité y otros actores interesados para acordar un marco para esas negociaciones.

El Gobierno de Maduro acumula con los bonistas pagos pendientes de intereses y capital por unos 11 400 millones de dólares por títulos en circulación que superan los 60 000 millones de dólares. Los acreedores insistieron en solicitar a Guaidó que negocie “toda la deuda”, pública y privada, en un proceso que debe empezar por “proporcionar información oportuna y transparente”.

Comentarios

comentarios