Connect with us

La Lupa

Actrices fuera de serie: Valentina Garrido saca risas y lágrimas con "Escena de un crimen"

La obra escrita por el dramaturgo venezolano Carlos Castillo se presentará durante un mes en el Urban Cuplé con seis funciones diarias: Valentina Garrido atrapa a los espectadores y los hace pasar de la risa al llanto en pocos minutos

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto portada: Cortesía.- De la curiosidad a la risa. De la risa al llanto. Y del llanto a la reflexión. La actriz venezolana Valentina Garrido tiene el talento para transmitir múltiples emociones en escasos minutos, un trabajo nada fácil en el mundo teatral. Ella se toma sus papeles en serio. Tan en serio, que ni después de la ovación del cierre la gente puede dejar de ver a Garrido como si la obra siguiera su curso. La tocan "con cuidadito". Le dicen que lo ha hecho muy bien. Y algunos preguntan si "eso" que le pusieron en el estómago "le duele".

"Pero no me mires con lástima, como si estuviera muerta", comenta Garrido con una carcajada fuera de la obra a un espectador que quedó impactado con la puesta en escena y el muy esmerado maquillaje. En la sala seis del Urban Cuplé del Centro Ciudad Comercial Tamanaco no hay quien se resista a estudiar el mensaje de fondo que deja la actriz. Hasta el personal de seguridad del teatro advierte al público que "Escena de un crimen", escrita por Carlos Castillo, es "muy fuerte".

Y para obras fuertes, actrices fuera de serie. Valentina Garrido participa desde el pasado 02 de septiembre en la fiesta microteatral que se desarrolla en el Urban Cuplé, con un collage de 17 obras, cada una con tramas diferentes de las que se puede salir llorando o literalmente, bailando.

Para Valentina, quien tenía nueve meses alejada de la actuación por problemas de salud, volver al micro teatro y con esa obra dirigida acertadamente por Carlos Díaz es "marcar un paso importante en mi carrera", dijo en entrevista para El Cooperante, al salir de una función.

"Cuando el escritor y productor de ´Escena de un crimen´ me llama para hacer esta obra y me dice que la quería montar conmigo, yo inmediatamente le dije que sí, porque me atrapó", aseguró la actriz, quien además expresó el agradecimiento por la oportunidad que le brindaron de participar en esa pieza teatral que deja un profundo mensaje que el espectador debe descubrir por sí solo.

Advertisement

El objetivo muy bien logrado de Valentina con "Escena de un crimen" es generar reflexión en el público que disfruta la obra.

"Creo que le imprimo a ese trabajo parte de lo que yo soy como mujer, como artista, como ser humano y lo que busco ahí es simplemente dejar algo para que las personas que vayan a verlo puedan irse con reflexiones, que también se diviertan, pero dentro de lo terrible tener algo de sanidad y que eso los impacte y puedan prevenirse ese tipo de cosas. Esta obra está impactando y la veo completamente necesaria. Me siento también una vocera para sacar a las personas de la ignorancia, tanto a hombres como a mujeres. Es importante desarrollar la importancia de ambos géneros, nadie es más que nadie", dice la actriz, siempre entusiasta.

Cada función es "un salto al vacío"

Valentina cuenta que desde que comenzó a proyectarse la obra el viernes 02 de septiembre pudo observar diferentes reacciones en el público que estuvo presente en cada una de las seis funciones: desde tristeza hasta enojo. Eso es parte de lo que en esa pequeña sala se puede vivir, tras la energía que la actriz y directora teatral transmite desde que se pasa la puerta número 6.

"Es un salto al vacío cada función, porque cada función es completamente distinta y cada persona que entra a la sala tiene una historia distinta, observo mucho las risas nerviosas, la necesidad de ignorar y evadir el trama. También percibo mucha conexión femenina y masculina, ahí el género se aparta por completo. Observo una empatía enorme de la gente".

Entrando a la "sala de la cocina" se siente una energía muy fuerte: las personas entran a la obra con un ánimo de "fiesta" y al transcurrir los minutos van cambiando de actitud.

Advertisement

"Yo estoy consciente de que este monólogo lo más importante que tiene es la energía, abrirme energéticamente y espiritualmente las puertas para que todas las personas puedan ver a través de este cuerpo. Todo lo que le ocurre a cada persona en esa obra es una bendición, es algo mágico".

Escena de un crimen/ Foto: El Cooperante

En Escena de un crimen "la persona entra siendo alguien y sale siendo otra"

Y es así como lo percibe Valentina en cada función que hace de la obra de Carlos Castillo. La joven actriz se siente segura de que su esfuerzo y preparación de años la han conducido desde que comenzó en el mundo de la actuación, a los 14 años, a que las personas se lleven algún mensaje de reflexión al salir de cada pieza teatral.

"Desde muy pequeña mi sueño era que las personas que siempre fueran a ver lo que yo hiciera, sea lo que sea, cuando se sentaran en la butaca, sean conscientes que son una persona, y al salir fuesen otras. Siento que con esta obra se logra".

Escena de un crimen/ Foto: El Cooperante

Para Valentina Garrido asumir un papel como el de "Escena de un crimen" no le genera ninguna secuela emocional, ya que como lo dicen muchos terapeutas y expertos en temas psicológicos y espirituales, "todo llega en el momento adecuado". Así lo ve la actriz venezolana que luego de años de preparación y formación, asumir un personaje de esa magnitud solo le produce el cansancio normal que puede tener cualquier actor luego de trabajar en varias funciones.

Sin embargo, Garrido recalca la importancia de que el actor acuda a terapia sea cual sea la obra, ya que un personaje de alto impacto puede llevarlo hasta la depresión.

"Yo me conozco y sé manejar mis emociones, tengo una alimentación equilibrada, una rutina de ejercicios, no soy perfecta, pero he aprendido a controlarme y no dejar que las situaciones me manejen, pero esto me costó años".

Advertisement

Por tal motivo la palabra "dominar" es el gran logro de Valentina Garrido, más allá de ser la actriz.

"Aprendí hace años que hay que desdoblarse. La mitad de mí está en la interpretación del personaje, pero la otra mitad está pendiente de mi cuerpo, de mi alrededor, de lo que se cae o se mueve, y eso es un gran logro".

Escena de un crimen puede salir del micro teatro y transcender

A Valentina le emociona la idea de que la obra "Escena de un crimen" pueda salir de lo micro teatral. Así como ha tenido un gran éxito en varias ciudades del mundo, que también se pueda acercarse la pieza a la realidad. Llegar a sectores populares. Y es que como ella lo describe, la realidad supera la ficción.

"Eso es algo que ya estamos evaluando, esto tiene que salir de aquí, debe ir a otros espacios, porque es importante lo que estamos haciendo. Una obra como esta funciona y si deja un mensaje, la gente te agradece".

Sin embargo, para poder lograr que esta obra llegue a otros espacios se necesitan alianzas y apoyo de organizaciones que también estén dispuestas a llevar el mensaje a las comunidades.

Advertisement

La misión más allá de su carrera

Valentina está en un punto de su vida que siente que tiene una gran misión en la Tierra: educar y llevar algún menaje de aprendizaje a la sociedad, y es así como lo transmite con su personaje en la obra que se está presentando en el Urban Cuplé.

"A mí me pasa que tengo la necesidad muy grande de ejercer labor social, el tema de la comunidad, de dar luces y hasta divertir, es algo que me encanta y me llena, pero que todo esto transforme realmente a las personas y por eso fundé mi escuela y esa es mi misión en este momento", señala.

A Garrido le emociona mucho, y además le llena como persona el poder ayudar y llevar un aporte positivo a las zonas populares.

Nuevos proyectos en puertas

En paralelo con Escena de un Crimen, Garrido participa en una obra de Juan Vicente Gómez con dos funciones en dos fines de semana en el Trasnocho Cultural llamada "El Benemérito y la Pavlova", la cual habla sobre "Un encuentro secreto entre el general Juan Vicente Gómez y la diva del ballet internacional Anna Pavlova, llevada a cabo en una discreta sala de espera del Gran Hotel de Caracas, en donde se hospeda la bailarina rusa luego de haberse presentado en el Teatro Municipal con la obra maestra ´La muerte del cisne´, convirtiendo ese 17 de noviembre de 1917 en un hito para el impulso de la danza clásica en Venezuela", reza la sinopsis.

En noviembre Garrido también adelantó que estrenará una obra con la actriz Tania Sarabia en el Centro Cultural B.O.D: se siente muy contenta por su regreso a las tablas.



Advertisement

Tendencias