article-thumb
   

Acuerdo nuclear de Irán es un augurio muy malo para la economía de Maduro

El Cooperante

El Nuevo Herald. – Venezuela enfrenta una de las peores crisis económicas de su historia, tras el colapso del modelo petropopulista que ha ostentado el poder durante los 16 años por el chavismo y la caída en los precios del crudo, y el acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias propina un duro golpe a las esperanzas del régimen de Venezuela de recibir una tabla de flotación económica.

“Bajo el mejor y el peor de los escenarios, los precios del petróleo van a bajar (…) El outlook es que los precios del petróleo van a caer hasta que toquen su piso natural” ante los prospectos de que el acuerdo con Irán conduzca a una mayor oferta de crudo proveniente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo”, asegura el economista Alexander Guerrero, presidente de TecnoEconomica.

El acuerdo negociado durante casi dos años entre Irán y las potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) deja abierta la posibilidad de que el país asiático retorne paulatinamente al mercado de crudo tras comprometerse a deshacerse substancialmente de sus reservas de uranio enriquecido.

A pesar que el incremento en la oferta iraní no se produciría de inmediato, sino que entraría en vigor 90 días después de la adopción de una esperada resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual ocurriría a finales de este mes; este pacto es un augurio muy malo para las esperanzas del régimen de Nicolás Maduro de ver una mejoría en los precios del crudo venezolano, que ha estado fluctuando durante la mayor parte del año cerca de los $50 por barril, muy lejos de los $120 que el régimen necesita para equilibrar el presupuesto nacional.

Según los expertos consultados, Irán podría comenzar a colocar al menos 500,000 barriles de crudo adicionales en el mercado una vez que el acuerdo sea ratificado. “Ellos podría colocar inicialmente entre 500,000 y 800,000 barriles, y poco después más de un millón”, comentó desde Washington Antonio De La Cruz, presidente de la firma de asesores Inter American Trends.

“Si tú le agregas 500,000 barriles, estás llevando la oferta de exportación de la OPEP a 32 millones de barriles diarios, cuando ya estamos viendo a una Arabia Saudita, que está produciendo al máximo de su capacidad, alcanzando niveles récord de producción. Eso nos lleva a pensar que dentro de pocos vamos a ver una sobreoferta del mercado”, agregó De La Cruz.

¿Qué tanto podrían caer los precios?
“Podríamos ver precios [del referencial West Texas Intermediate] a finales de años cerca de los 40 dólares, incluso por debajo”, manifestó De La Cruz. A ese nivel, la cesta venezolana de crudo estaría cerca de los $35 por barril.

Todo esto son malas noticias para Maduro, quien enfrenta niveles de popularidad inferiores al 20 por ciento, ya que aleja cualquier posibilidad de ver un incremento en las divisas que entran al país, las cuales serían cruciales para reducir los ya angustiantes niveles de escasez.

Comentarios

comentarios