article-thumb
   

Aduana de San Antonio abre solo para importaciones : “No entendemos por qué se paralizaron”

El Cooperante | 4 octubre, 2018

Caracas.- Más de 10 días se mantuvo cerrada las aduanas de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira. Sin embargo, no fue sino hasta este miñercoles que los transportadores de carga e importadores de Venezuela recibieron la noticia de que se reanudaron las operaciones, pero solo para llevar mercancía desde Colombia.

Lea también – “Era inhumano que se quedaran ahí”: Cierran refugio de caminantes venezolanos en Pamplona

Desde la noche de este miércoles, comenzó a ingresar la mercancía que se tenía represada en la aduana principal de San Antonio y Ureña. Mirta Villamil, operadora de la Aduana de Ureña, explicó a La Opinión que hasta la fecha ninguna entidad dio respuesta sobre las causas que obligaron a suspender las operaciones.

 

Nosotros somos las únicas afectadas, las demás aduanas están laborando normal; hablamos con las cancillerías de Colombia y Venezuela y aseguraron que no se ordenó dicha medida”, expresó. En este sentido, señaló que lo único que se les dio a conocer es que se trataba de una estrategia del gobierno venezolano para controlar el trafico fronterizo, medida que aplicaba solo hasta el domingo pasado.


No entendemos por qué se paralizaron las acciones, luego de que se aprobaron los decretos de exoneración de impuestos y sobre las importaciones, para dar un respiro al sector”, agregó.

Por su parte, Leonardo Méndez, director regional de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar), dijo que la decisión se tomó por parte de Venezuela y desde el gremio se convocó a una reunión en las próximas semanas para analizar la situación actual.

Según Mendez, durante este tiempo no se buscaron puertos alternos por parte de Colombia y la mercancía quedó suspendida, afectando a los transportadores de la departamento. Desde Venezuela se exportan productos derivados del petróleo como polietileno y bolsas plásticas, mientras que desde Colombia salen productos comestibles –no perecederos– y materiales de construcción.

Aunque el gremio no reveló cifras exactas sobre pérdidas, calcula que cerca de 15 vehículos dejaron de pasar y se estaba pensando pasar la carga por el río Magdalena, reseñó el diario de los nortesantandereanos.

Comentarios

comentarios