article-thumb
   

Agentes de inmigración de México piden a venezolanos hasta USD 5000 para no deportarlos

El Cooperante | 2 noviembre, 2018

Caracas.- El actor y productor mexicano Raul Julia Levy denunció este jueves el trato discriminatorio que viven los venezolanos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Lea también – Colombia debatirá documento para dar respuestas a zonas más impactadas por migración venezolana

Según Levy, agentes de inmigración de México extorsionan a ciudadanos provenientes de Venezuela para dejarlos ingresar al país. En este sentido, afirmó que las autoridades mexicanas piden hasta 5 mil dólares para no repatriar a los venezolanos.

Algunas mujeres son abusadas sexualmente por algunos agentes como forma de pago y otras que se niegan son obligadas a firmar un doc y repatriadas“, agregó a través de su cuenta en Twitter.

 


Hace varios meses se conoció la historia de Jesús Alexander Pérez, un venezolanos quien a su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México  lo primero que l e preguntaron los agentes de inmigración fue:  “¿A qué vienes a México?”.

Es venezolano, nacido en El Tocuyo, estado Lara, y uno de los músicos más destacados del país, con una trayectoria de más de 20 años. Pérez integra la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar desde hace 15 años, es profesor de viola del Sistema de Orquestas venezolano y del Conservatorio de Música Simón Bolívar.

Pérez arribó a Ciudad de México el 8 de marzo, procedente de Bogotá. Viajaba para reencontrarse con su esposa Mildred, quien posee la nacionalidad mexicana por naturalización además de tener a su hermana mayor, tíos y primos en ese país.

Asimismo, anunció a las autoridades del aeropuerto que su visita se refería a que “iba a trabajar con un cuarteto, pero el funcionario me pidió que le mostrara la carta de invitación, y yo no tenía una carta impresa porque en la embajada me dijeron que no la necesitaba”. Asimismo, indicó que la Embajada le dio esa información y que la recibió al momento de tramitar su visa, la cual “fue aprobada y tiene vigencia desde el 31 de enero de 2018”.

El músico denunció que lo hicieron llenar un cuestionario y que pasó 40 minutos en un pasillo, pero lo peor del caso fueron los malos tratos de parte de una funcionaria que le realizó un segundo interrogatorio. Más tarde, Pérez fue llevado a un cuarto pequeño, oscuro y sin ventanas, donde permaneció por más de 10 horas.

 

Comentarios

comentarios