article-thumb
   

Al borde de otra histórica separación: William y Harry se distancian por tensa relación entre sus esposas

El Cooperante | 1 diciembre, 2018

Caracas.- El ingreso formal de Meghan Markle a la familia real británica, podría ser la causa de ruptura de la hermandad que por años ha sido una de las más fuertes en el reino, la de los príncipes William y Harry, quienes en los últimos meses parecen haber tomado caminos distantes entre sí.

Lea también: Kate Middleton rompe el silencio sobre su “mala” relación con Meghan Markle

De acuerdo con Infobae, la razón de esta separación apunta a la exactriz estadounidense, con quien la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, no tendría una buena relación, lo que ha afectado notoriamente los cercanos lazos entre los hijos de Laydi Di.

Pero no es la primera vez que un caso similar se desarrolla en la familia real de Gran Bretaña. En los años 30, los hermanos Jorge VI y Eduardo VIII, este último el rey al trono que decidió abdicar luego de enamorarse de Wallis Simpson, una socialité nativa de Estados Unidos y que se había divorciado en dos ocasiones.

Isabel Bowes-Lyonla, esposa de Jorge VI y madre de la actual reina, mantuvo una larga disputa con Simpson, puesto que, a su juicio, la abdicación de Eduardo obligó a su esposo a tomar el trono, lo que le generó daños severos a su salud, los cuales, finalmente lo llevaron a la muerte a la corta edad de 56 años.

Tanto Harry como William, parecen enfrentar una situación similar actualmente debido a la pésima relación relación entre sus esposas. El primer conflicto habría surgido antes de la boda de Meghan, cuando una fuerte discusión entre ambas terminó en llanto por parte de Kate.

Más tarde, la exactriz protagonizó otro evento que, al parecer, desagradó al palacio real. Quería utilizar una tiara rusa con esmeraldas para el día de su casamiento, sin embargo, los asesores advirtieron que, ante el envenenamiento de Sergei Skripal no era conveniente utilizar la misma, lo que generó su molestia y la de su futuro esposo, el príncipe Harry.

¡Lo que Meghan quiere, Meghan lo tiene!”, fue el manifiesto del príncipe, quien no dudó en cumplir los caprichos de su entonces prometida. No obstante, al enterarse la reina del escándalo, fijó su posición y decidió cuál sería la tiara que Meghan utilizaría el día de la boda.

La más reciente muestra de separación entre los hermanos y sus respectivas parejas se dio a conocer en días pasados, cuando Harry y Meghan se mudaron del Palacio de Kensington, residencia oficial de ambas parejas, al Castillo de Windsor.

Comentarios

comentarios