article-thumb
   

¡Al fin! Canciller le da un parado a Guyana y le recuerda ayudas de PetroCaribe

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Con el descubrimiento de petróleo en territorio en reclamación y el cambio de Gobierno en Guyana parece haber llegado su fin la era de desidia en torno al Esequibo. Por más de una década Venezuela apostó por un silencio cómplice e incluyó en el programa de beneficios energéticos de PetroCaribe a la nación vecina con la que tiene una disputa histórica a cambio de apoyo político en organismos internacionales.

Como una “peligrosa provocación” calificó Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores, la respuesta de Guyana al decreto presidencial 1787 que crea las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular, en la que se incluye las áreas marinas y submarinas de la zona en reclamación.

“Guyana exhibe una peligrosa política de provocación contra la Venezuela bolivariana de paz. Apoyada por el poderío imperial de una transnacional estadounidense como la Exxon Mobil, que debe ser rectificada de inmediato (…) Guyana emitió un comunicado errático y cargado de falsedades en contra de Venezuela, específicamente concerniente al histórico diferendo territorial que mantenemos ambos países sobre El Esequibo”.

La canciller alertó que el país vecino intenta crear una “crisis artificial” inventado “situaciones irracionales” y utilizando un “lenguaje altamente ofensivo”. En este sentido, la titular de la diplomacia venezolana exhortó al Gobierno guyanés a mantenerse en el marco normativo del Acuerdo de Ginebra y no desaprovechó la oportunidad para recordarle que fue el Gobierno de Hugo Chávez el que levantó procesos de solidaridad como Petrocaribe.

“Constituye una ofensa a la tradición libertaria del pueblo de Simón Bolívar considerar, en claro lenguaje imperial, que Venezuela es una amenaza a la región (…) La única y sorprendente agresión es que el Gobierno de Guyana haya permitida a una transnacional tan poderosa como la Exxon Mobil incursionar en territorio en reclamación entre ambas naciones”.

David Granger se estrenó como presidente de Guyana calificando como una “ilegalidad” el decreto firmado por su homólogo venezolano Nicolás Maduro. El nuevo Gobierno guyanés expresó en un comunicado que Venezuela incurre en una “flagrante violación del derecho internacional y es inconsistente con el principio de que todos los Estados deben respetar la soberanía e integridad de los demás Estados, grandes y pequeños”.

Comentarios

comentarios