Connect with us

La Lupa

Al menos 76 venezolanos han desaparecido hasta julio cruzando el Darién

De enero a junio de 2022, habían cruzado la selva del Darien más de 28 079 venezolanos, casi el 60% del total de migrantes que emprende ese recorrido, de acuerdo con datos del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá

Publicado

/

Caracas.- Foto Portada: Cortesía.- Los venezolanos están regados por todo el mundo, países cercanos a la frontera venezolana se convirtieron en los principales destinos para quienes buscaban huir de la crisis económica, política y social que azotó al país durante los últimos años. Pero no ha sido nada fácil. Según el último reporte oficial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se revela que a 6,11 millones se elevó el número de migrantes venezolanos en el mundo (hasta abril). Durante los últimos meses, muchos de ellos han llegado de forma desesperada a Estados Unidos (EE . UU.), a través del Tapón del Darién, dónde decenas han perdido la vida y se han enfrentado a situaciones que describen como un infierno: violaciones, robos, maltratos, accidentes. Para ellos el "sueño americano" se ha convertido en una pesadilla.

Lea también: Petro no romperá nexos con la oposición venezolana de forma abrupta

Solo durante la última semana de julio, se conoció de la muerte de tres venezolanos en esta región selvática ubicada entre Colombia y Panamá. La selva considerada una de las más peligrosas del mundo "se los tragó", y se llevó consigo los sueños que tenían de vivir una mejor vida, tener mejor empleo y ofrecer lo mejor a sus familiares.

En julio, confirmaron la muerte de siete venezolanos en el Darién, siendo el mes con más casos durante el año.

Para el 20 de julio, 76 venezolanos habían desaparecido en el Tapón de Darién, la selva fronteriza entre Colombia y Panamá durante las últimas semanas. De acuerdo con una lista publicada por el reportero Roberto Bermúdez, de Chamos Noticias Panamá, los migrantes fueron reportados como desaparecidos porque no habían llegado al albergue panameño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en San Vicente.

Pero se estima que la cifra de muertes y personas que no lograron encontrar su destino, puede ser mayor.

Advertisement

Los que pierden la vida en este lugar son abandonados en el camino por los grupos que deben continuar su trayecto. Otros que mueren a causa de enfermedades o accidentes en zonas remotas, son enterrados en el lugar. Otros han Sido arrastrados por el río y los cuerpos no han podido ser rescatados, sino varios días después.

Todos esto dificulta conocer las cifras y sobre todo, las condiciones reales en las que ocurrieron los decesos.

Madres, hermanos e hijos

Cada historia detrás de las muertes en el Darién tiene algo en común: la lucha por conquistar el sueño americano. Durante décadas, Estados Unidos se ha posicionado en la mente de migrantes de diversas nacionalidades como el lugar ideal para establecerse y vivir a plenitud.

Desde México, Honduras, República Dominicana, Haití, Colombia, han llegado millones de personas para trabajar y hacer vida en el país norteamericano. La población total nacida en el extranjero viviendo en EE .UU., ya sea de manera legal o irregular, alcanzó los 47 millones en abril de 2022, reveló el Centro de Estudios de Inmigración (CIS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la organización de investigación, la cifra es “un récord en la historia de Estados Unidos” y es el porcentaje más alto de los últimos 112 años.

Advertisement

Pero no todos llegan.El 12 de julio, la noticia sobre la muerte de una madre y su hija en el Darién conmocionó a la opinión pública. Ambas murieron ahogadas al ser arrastradas por uno de los ríos del Tapón del Darién.

El periodista Roberto Bermudez informó el martes 12 de julio que Luz Asleidys Steile Arguelles y su hija Luised Chirinos Steile, fueron arrastradas por la corriente de agua.

Sus familiares las reportaron como desaparecidas ya que no se habían comunicado con ellas desde el 3 de julio. Fueron vistas por última vez en un sector de la selva llamado la Llorona.

El periodista indicó que, luego de hacer el reporte a las autoridades, la familia de las venezolanas recibió un video privado con el que lograron identificar los cadáveres de Luz y su hija.

Víctor Rincón, un joven merideño, también murió esos días. Las autoridades panameñas encontraron su cadáver el 12 de julio.

Advertisement

El periodista Bermúdez reseñó este hecho en sus redes sociales y detalló que el joven habría muerto por inmersión en un río cercano a un campamento conocido como El Abuelo.

Gabriel Ignacio Guevara Sulbarán, nació en Maracay, estado Aragua y desde hace unos años se estableció en Ecuador. A principios de julio, planificó el viaje a Darién junto a unos amigos de la urbanización Los Samanes, donde había vivido con su familia.

De acuerdo con el diario El Siglo, se estima que partieron a Colombia después del 5 de julio. Allí abordaron una lancha en Necoclí, Antioquia, hasta Capurganá, en el golfo de Urabá. Se internaron en la selva para ir a Panamá. Ese mismo día, el 14 de julio, fue la última vez que se tuvo comunicación con él.

Su familia se enteró el 20 de julio que Guevara había sufrido un infarto en el camino y fue enterrado por personas en el lugar. No saben dónde fue sepultado.

El 25 de julio, se informó sobre la muerte del tachirense Daniel Rodríguez, él falleció el 21 de julio, luego de tres días de caminata. De acuerdo con el portal El Pitazo, salió con unos amigos el 18 de julio, pero se quedó atrás y eventualmente se separó de su grupo.

Advertisement

Cuando su acompañante llegó a un punto con señal para comunicarse, le informaron que Rodríguez había fallecido, sin especificar las causas.

Su compañero afirmó que pereció en un punto bastante remoto y no pudo ser trasladado a una zona accesible, por lo que indígenas del Darién y otro grupo de caminantes lo enterraron ahí mismo y grabaron un video de su cuerpo para que fuera reconocido por sus familiares.

Rodríguez, conocido como “el Topo”, era oriundo de la población de Rubio, y había emigrado hace ocho meses a Chile. Decidió viajar a Colombia para hacer el recorrido y reencontrarse con su hijo, quien hace un mes llegó a Estados Unidos.

El 22 de julio, murió otro tachirense,
José Gerardo Díaz, de 44 años de edad, también vivía en Rubio, municipio Junín. Se desempeñaba como técnico informático y trabajó como personal administrativo en el núcleo Táchira de la Universidad de Los Andes (ULA). La crisis económica lo llevó a emigrar a Perú, dónde solo pasó un mes y decidió junto a un familiar de su novia hacer el camino de Darién para llegar a Estados Unidos.

Su familiar explicó que el informático murió tras ser mordido por una serpiente venenosa. No pudo recibir atención médica inmediata.

Advertisement

"Quienes cruzan lo hacen para trabajar y echar para adelante".

La directora de Venezuelan American Caucus, Adelys Ferro explicó que todos los migrantes venezolanos que buscan llegar a Estados Unidos lo hacen con la intención de tener un mejor futuro, llegan con muchas ganas de trabaje y "echar para adelante".

En entrevista concedida a El Cooperante, desde Florida, Ferro destacó que Venezuelan American Caucus se encarga de impulsar y apoyar políticas en el gobierno de Estados Unidos que apoyen a la democracia en Venezuela, pero también a guiar a migrantes venezolanos e hispanos que llegan a territorio estadounidense.

"Nos organizamos para impulsar en el gobierno americano, políticas para ayudar a nuestra gente. El mayor problema obviamente es el migratorio. Hemos coordinado esfuerzos con más de 50 organizaciones que ayudan a los venezolanos que acaban de llegar y nuestra labor es guiarlos o redirigirlos a esas organizaciones para que los puedan ayudar directamente", expresó.

American Venezuelan Caucus ha tenido encuentros con representantes de la Casa Blanca, miembros del Congreso y otras autoridades para lograr que venezolanos que entraron al país después del 9 de marzo de 2021, también puedan optar por la l beneficio del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Advertisement

"Además, los orientamos, le recomendamos organizaciones u los puedan ayudar, abogados que no cobran por consultas, les ponemos en contacto con organizaciones que los pueden ayudar a moverse. A los que están sin hogar los pasamos a hogares de la calle donde les puedan brindar albergue por unos días, mientras se establecen con amigos o familiares".

La activista por derechos de los migrantes, destacó que todas las historias de quienes llegan son conmovedoras y sobre todo, inspiradoras.

"Nadie sale de su país por gusto o por placer, nadie deja su tierra por gusto o por placer. Ni los que llegamos legal o ilegalmente. Siempre me inspira que la inmensa mayoría de los que llegamos es a trabajar y echar para adelante. Los que llegan nos piden es trabajo, nos preguntan qué tienen que hacer para comenzar a trabajar, quieren que sus hijos empiecen la escuela, cómo manejarse en la sociedad americana. Vienen para construir futuro y eso demuestra de qué estamos hechos".

Human Right Watch (HRW) indicó en un informe publicado el 5 de junio que existe una ruta en la que los migrantes cacelan 300 dólares por pasajero para tomar una embarcación desde Capurganá (Colombia) hasta Carreto (Panamá) y caminan entre dos y cinco días por la selva.



Advertisement

Tendencias