article-thumb
   

Terrorista del ISIS resultó abatido luego de tomar rehenes en un supermercado del sur de Francia

El Cooperante | 23 marzo, 2018

Caracas, 23 de marzo.- Francia tuvo este viernes un duro recordatorio de que la amenaza terrorista sigue siendo una constante en el país que entre 2015 y 2016 sufrió una oleada de atentados que dejaron cientos de muertos. Un hombre que presuntamente había proclamado su adhesión al Estado Islámico, fue abatido por las fuerzas de seguridad después de permanecer durante varias horas atrincherado en un supermercado en Trèbes, en el sureste del país.

Lea también: Denuncian que Curazao viola normas y principios internacionales al negar refugio a venezolanos

El País reseñó que este es el último de una cadena de ataques que se saldaron con al menos tres muertos y 16 heridos, según informó el presidente francés Emmanuel Macron, entre ellos uno de los policías a los que el agresor atacó a disparos en Carcasona, a unos kilómetros de Trèbes, antes de entrar también a tiros en el hipermercado. Las víctimas mortales son dos personas que se encontraban en el centro comercial y el pasajero del vehículo que el agresor robó a primera hora de la mañana y con el que se desplazó para perpetrar sus ataques.





 

“Nunca lo hemos ocultado, la amenaza terrorista sigue siendo elevada”, dijo desde Bruselas el presidente francés, Emmanuel Macron, que subrayó además un cambio de esta amenaza: mientras que hasta hace poco provenía sobre todo de fuera, ahora es una “amenaza endógena” debido a la existencia de “muchos individuos radicalizados con perfiles psiquiátricos variados que han sido identificados como peligrosos y son seguidos de cerca.

El atacante fue identificado como Redouane Lakdim, un francés de origen marroquí de 26 años procedente de Carcasona, donde comenzó sus ataques. El ministro de Interior aseguró que “actuó solo” y que aunque era conocido de la policía por “pequeños delitos”, las autoridades no creían que se había radicalizado. Lakdim primero robó un carro en Carcasona, para lo cual hirió al conductor y mató a un pasajero. Con ese vehículo se puso a seguir a un grupo de cuatro policías que practicaban jogging y, cuando se disponían a entrar a su cuartel, disparó contra ellos, hiriendo en la espalda a uno de los agentes, que se encuentra estable. Finalmente, Lakdim huyó hasta el supermercado U de Trèbes, adonde a gritos de “Allu Akhbar” y efectuando varios disparos, momento en el que abatió a otras dos personas, al parecer un cliente y un empleado.





La mayoría de los rehenes lograron huir y finalmente el atacante se quedó con uno solo. Un teniente coronel de la gendarmería logró que aceptara intercambiarse por el civil. El uniformado entró en el supermercado y permaneció hasta el final con el secuestrador. Dejó su teléfono abierto, lo que permitió a las fuerzas de seguridad seguir de cerca todo lo que sucedía en el interior del comercio. La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha abierto una investigación por “asesinato” y “tentativa de asesinato en relación con una empresa terrorista”, así como “secuestro en relación con una empresa terrorista” y por “asociación con terroristas”.

 

Comentarios

comentarios