article-thumb
   

A punto del colapso: Las alarmantes cifras que reflejan crisis del transporte público

El Cooperante | 10 noviembre, 2017

Caracas, 10 de noviembre.- Desde finales de 2015 el sector transporte empezó a presentar notorias fallas en su prestación de servicios. La crisis económica que, ya para 2014 golpeaba fuertemente al sector productivo, alertó a los transportistas sobre la escasez de repuestos para reparar y mantener la flota activa, por lo que, ese mismo año, el Gobierno respondió al llamado, y creó la Misión Transporte, con el fin de abastecer repuestos a precios asequibles.

Lea también: Un mes de sueldo mínimo: lo que se debe ahorrar para viajar al interior del país

Este plan, no dio los resultados esperados, y ante la crítica situación de escasez de repuestos, en 2015 los transportistas solicitaron ante el Ministerio de Transporte cuatro aumentos de pasaje para paliar esta situación, pasando así, al doble de aumentos consensuados desde 2011. Para el cierre de 2015, el pasaje quedó fijado en Bs. 13.





Pasajes descontrolados

En 2016, la crisis económica empeoró, y con ella, se agudizó la escasez de repuestos. De acuerdo con un reporte realizado por la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), en diciembre de 2016, la producción de repuestos cayó un 97% en ese año, debido a que el Gobierno solo aprobó 1 millón de dólares para la operación de la industria automotriz privada, cuando se presupuestan al menos 400 millones anuales.

Para ese año, a través de la Gaceta Oficial N° 6.221, se aprobaron tres aumentos de pasaje, fraccionados en Bs. 35, 45 y 50, sin embargo, para finales de 2016, los transportistas anunciaron un último aumento de Bs. 100, sin el consentimiento del Ejecutivo nacional, lo que representó un incremento de más de 650% con respecto al mismo periodo de 2015.

Le puede interesar:  “No sé qué haré”: Precio del pasaje de Caracas a Guayaquil aumentó 110%





Durante 2017, la situación no ha mejorado y, tal como vaticinaron expertos en materia económica, la hiperinflación ha golpeado fuertemente y se ha hecho sentir. En lo que va de año, se han realizado tres aumentos de pasaje, solo uno, acordado entre el sector y la cartera de Transporte, el resto, ha sido anunciado por los transportistas, quienes aseguran estar al borde de la quiebra. Los aumentos, representan más del 500% de incremento en comparación a 12 meses atrás.

Paro técnico

A principios de noviembre, el presidente de la Central Única de Autos Libres y por Puestos, José Luis Montoya, denunció la grave crisis que se avecina en las próximas semanas en el sector transporte, y advirtió un posible paro técnico, del cual, responsabilizó al presidente de la República, Nicolás Maduro.

Se nos avecina un paro técnico provocado por el régimen de Nicolás Maduro, un Gobierno que no entiende nuestras necesidades y nos hace más pobres con cada decisión que toma. Hasta ayer un motor para un transporte a gasoil te puede costar 50 millones de bolívares, un solo caucho te cuesta 3 millones de bolívares”, alertó en una rueda de prensa.

De acuerdo con los datos aportados por Montoya, en la Gran Caracas, de una flota de 21 mil vehículos, solo 4.800 aún prestan servicios. El resto del país, no escapa de esta realidad. Al menos 85% de la flota extraurbana, se encuentra paralizada.

Lea además: Ante la dolarización de repuestos y la crisis, venezolanos venden sus vehículos

Datos similares, han sido informados por las diversas organizaciones que aglomeran el sector transporte en el territorio nacional. Una investigación realizada por Efecto Cocuyo, sostiene que en el estado Vargas, al menos 87% de la flota, está paralizada. Según Sergio Cárdenas, representante del Bloque Unido de Transporte Caracas-La Guaira, de las 700 unidades que operan en esta ruta, solo 94 están activas. Asimismo, de 900 autobuses que cubren Catia La Mar-Caraballeda-Caribe, solo 120 están prestando servicio.

Entretanto, en Zulia, esta realidad se repite. A principios de octubre, a través de un comunicado, el gremio se pronunció para informar que la situación del transporte en la entidad era crítica. Para entonces, al menos 75% de la flota, estaba fuera de funcionamiento.

Usuarios afectados

Como consecuencia, comunidades en todo el país se han visto afectadas. Trasladarse a sus hogares o a cualquier otro lugar, es un verdadero suplicio para quienes dependen del transporte público terrestre. El presidente del Comité de Usuarios del Transporte, Luis Alberto Salazar, informó a esta redacción, que el déficit de autobuses supera el 70% de la flota nacional.

En este sentido, señaló que las zonas más afectadas en todo el país son: la frontera con Colombia por Zulia, Apure, y la zona oriente, que va desde Cumaná hasta Güiria. Este último trayecto, prácticamente no cuenta con unidades de transporte que trasladen a los usuarios. Aunados a estos, los estados de la región llanera, son los más azotados por esta problemática.

Lea también: Son inaccesibles: seguros para vehículos ya no son una opción para los venezolanos

Esto ha generado el resurgimiento de los “carritos por puesto”, “los piratas” y “las perreras”, que son transportes ilegales por los que los pasajeros pagan más para ser trasladados. En estos casos, las personas de la tercera edad y los estudiantes, se ven obligados a pagar el pasaje completo. Estos sectores de la población, son los más afectados con la crisis. “Son discriminados”, y los derechos establecidos en las leyes, prácticamente son ignorados.

No obstante, Salazar denunció que, actualmente, los pasajeros no cuentan con ningún seguro en casos de accidente. “Las leyes establecen que todos los transportistas deben proveer seguridad a los usuarios. Anteriormente, esto se cumplía. La póliza costa Bs. 1 y cubría hasta 500 mil bolívares, pero ya desde hace muchísimos años que no se le presta atención a esto”, sostuvo, a la vez que señaló al Gobierno nacional por no regular esta situación.

¿Qué responde el Gobierno?

En Vargas, la situación llegó a su punto más álgido a inicios de octubre, cuando, tras las constantes denuncias de los pasajeros, el gobierno local, finalmente “tomó cartas en el asunto”.

De la mano de Fontur, se activó en el Litoral Central el plan “Centella”, con el cual, se pusieron al servicio de los varguenses, 20 camiones de transporte de tropa militar, seis buses de Transuvar y dos de la ruta municipal, para cubrir la ruta Catia La Mar-Caraballeda. De acuerdo con Xavier Moreno, coordinador del ente adscrito al Ministerio de Transporte, el plan consta de dos fases: la primera, el despliegue, y la segunda, de la reposición de cauchos para activar los vehículos parados en la entidad.

Sin embargo, el fracaso de este plan, que fue duramente criticado por los varguenses, se conoció pocas semanas después. Hasta la fecha, la entidad continúa padeciendo la crisis de transporte.

Paliar la crisis

Para Salazar, la problemática que actualmente afecta al gremio transportista, y consecuencialmente a los usuarios, no debe ser asumida por los pasajero, puesto que es una deuda generado por el Gobierno con el sector y, por tanto, debe ser este quien lo resuelva.

“El Gobierno no cumple, y entonces los transportistas ven la salida fácil: aumentan el pasaje para compensar esa deuda y perjudican a la gente”, refirió, a la vez que acotó que el Gobierno debe crear planes de contingencia para atender las regiones que no tienen transporte público, utilizando transportes del Estado. Sin embargo, esta alternativa para paliar la crisis, no es aprovechada por el Ejecutivo porque, según Salazar, los transportes gubernamentales como Sitssa, también están padeciendo las fallas del suministro de cauchos y otros repuestos.

Le puede interesar: ¿Y Misión Transporte? Mantener un bus es mucha inversión y poca ganancia

Aunado a esto, desde la llegada de la “revolución bolivariana”, la flota de vehículos, no ha sido renovada y los autobuses que prestan servicio están obsoletos.

Comentarios

comentarios