Alarmante: Dos personas mueren por linchamientos cada semana en Venezuela | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Sucesos

Alarmante: Dos personas mueren por linchamientos cada semana en Venezuela

Maracaibo Venezuela 02/08/2017 Sucesos A las 2 y 30 de la madrugada de este miércoles, 2 de agosto, otro delincuente que fue sorprendido robándole el reproductor a un vehículo dentro de una vivienda igualmente fue aprehendido por una poblada y, posteriormente, guindado con una especie de hamaca entre la cerca de la misma comunidad cristiana y el poste donde hacía 24 horas ataron al otro antisocial.Este último, no corrió con la misma suerte. Lo castigaron con un bate de béisbol a tal extremo que el madero se partió. Cuentan vecinos que el hombre, aún guindando, agonizó hasta las 8 de esta mañana, hora en la que murió. Al sitio acudieron oficiales del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) de la parroquia Manuel Dagnino. En estos momentos, el cuerpo del occiso, de quien se estima tenía unos 25 años, permanece tirado en el asfalto cubierto con un cartón.Se espera que en los próximos minutos, se presente una comisión de homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para levantar el cadáver.Habitantes de esta zona informaron que desde hace unos meses se encuentran azotados por ese tipo de ladrones. Por ahora, tanto el lesionado como el occiso no han sido identificados.

Caracas, 28 de diciembre. EFE.- Dos personas mueren linchadas cada semana en Venezuela en medio de la hiperinflación, el desabastecimiento y la carestía de alimentos y medicamentos que vive la nación caribeña, según cifras del informe anual para 2017 presentado este jueves por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Lea también: Venezuela sigue siendo el segundo país más violento: 26.616 muertes en 2017

«El aumento de la violencia, la ausencia de mecanismos legales, la falta de confianza en el sistema ha llevado a un incremento de la justicia por mano propia», dijo el profesor Roberto Briceño León, del OVV. «Podemos decir que 2,4 personas fueron víctimas de un linchamiento cada semana», agregó el académico al dar el promedio semanal de víctimas fatales de este tipo de agresiones, comunes y a veces organizados en Venezuela contra ladrones o sospechosos de haber robado.

Briceño León explicó que esta estadística solo recoge los casos en que las personas linchadas fallecieron. «Hay muchos más intentos de linchamiento que no conducen a la muerte de la persona linchada, de la persona golpeada», remachó. Además, la OVV tuvo conocimiento de un promedio de 6,4 homicidios «por encargo» o asesinatos de «sicariato» durante 2017, un año marcado por la crisis durante el que también se dio un tipo «inédito» de violencia doméstica.

«En los hogares aparece una forma inédita de violencia doméstica, que es la que se expresa en la reprimenda y el maltrato directo a los niños por ejemplo por comer más alimentos de lo que les toca», dijo la trabajadora social Gloria Perdomo, también del OVV, sobre este fenómeno ligado a la caída del poder adquisitivo de los venezolanos. Perdomo habló de casos en que los padres deben «pedirle a los niños que no coman o que no agarren la comida que está en la nevera». Esta misma situación de crisis llevó asimismo al incremento de los suicidios.

En el estado Mérida del occidente del país, los suicidios se multiplicaron por 5 en los primeros 11 meses del año respecto del mismo período de 2018, según el OVV. Briceño León vincula esta «forma de eutanasia» para evitar el sufrimiento que provocan las condiciones de vida en Venezuela a la desesperación por falta de comida y medicinas.

Artículos relacionados

Nacionales

El mensaje se difundió horas después de que Nicolás Maduro responsabilizó a los "trocheros" del aumento de casos por COVID-19

Nacionales

La embarcación se encontraba fuera de uso y se desconocen los motivos del incidente

Tecnología y Curiosidades

Los clientes calificaron el gesto de los empleados como "odioso y racista"

Economía

Las autoridades coinciden en que el aumento exponencial de casos por COVID-19 en los últimos días complica el pronóstico