article-thumb
   

Alberto Fujimori fue trasladado a una clínica tras anulación de indulto

El Cooperante | 4 octubre, 2018

Caracas.- El expresidente peruano Alberto Fujimori fue trasladado este miércoles a una clínica de Lima por una afección cardiaca luego de un juez de la Corte Suprema anulara el indulto humanitario para que siga cumpliendo una condena por violaciones a los derechos humanos.

Lea también – Corte Suprema anuló el indulto a Alberto Fujimori y ordenó su captura

“El juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema, a cargo del magistrado Hugo Nuñez Julca, declaró fundado pedido de la parte civil de no aplicación del indulto humanitario en favor de Alberto Fujimori”, señaló el Poder Judicial en Twitter. Ante ello, se ordenó su ubicación y captura, “a fin de que sea reingresado al establecimiento penitenciario que designe la autoridad penitenciaria”.

Fujimori de 80 años, vive en Lima desde que recuperó su libertad en diciembre del 2017 luego de ser indultado por causas humanitarias por Pablo Kuczynski. Este, ha sido un polémico personaje que ha polarizado a la sociedad peruana desde que irrumpió en la política en 1990. Miguel Pérez Arroyo, abogado del ex mandatario Alberto Fujimori, indicó que su patrocinado está “bastante consternado” con esta resolución. Agregó que el fallo “es acatable” desde el punto de vista jurídico, “pero es cuestionable”, reseñó El Comercio.

Arroyo señaló que apelará la decisión del juez Muñoz. “Claro que sí, hay una doble instancia que se tiene que reconocer”, agregó. Fujimori ha sido operado en seis ocasiones de una dolencia precancerígena en la lengua, que se mantiene latente, aunque también afronta otros problemas estomacales, vasculares y de presión arterial.


“Es extremadamente doloroso”

Keiko Fujimori, hija del exmandatario y líder del principal partido opositor Fuerza Popular, calificó el fallo como un acto de “persecución y ensañamiento” de sus enemigos políticos.

Es extremadamente doloroso saber que un juez le ha quitado la libertad a mi padre señalando que porque no está moribundo no tiene derecho a un indulto humanitario”, dijo Keiko entre lágrimas a periodistas al llegar a la vivienda de su padre, según reseñó Reuters. 

Legisladores de Fuerza Popular -que domina el Congreso- calificaron como una “venganza política” la anulación del indulto a Fujimori, mientras portaban carteles en el Parlamento que decían “Basta de odios”, “No más rencores”, en momentos en que debaten reformas políticas y judiciales del gobierno.

 

Comentarios

comentarios