Connect with us

Vitrina

Alberto II de Mónaco aviva las llamas del caso Meghan y Harry tras polémica entrevista

Alberto II le desea “lo mejor” a la pareja y les dice que "este es un mundo difícil"

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.- El príncipe Alberto II de Mónaco avivó este viernes las llamas del caso de Meghan y Harry, tras criticar la reciente entrevista que concedieron los duques de Sussex a la periodista estadounidense, Oprah Winfrey en la que hablaron del racismo que existe en el seno de la familia real británica.

Lea también: Maduro anuncia que en julio aplicará masivamente la vacuna cubana «Abdala»

En una entrevista con la cadena BBC, Alberto II tildó como "inapropiada" la polémica declaración de los Sussex. Cree que "ese tipo de señalamientos" debe "mantenerse en la intimidad de la familia".

"No tiene por qué exponerse así en la esfera pública. Así que me molestó un poco, puedo entender la presión a la que estaban sometidos, pero creo que no era el lugar apropiado para tener este tipo de discusiones", dijo el príncipe monegasco.

Pese a sus declaraciones, Alberto II le desea “lo mejor” a la pareja y les dice que "este es un mundo difícil".

"Este es un mundo difícil y confío en que tenga buen juicio y sabiduría para tomar las decisiones correctas", apuntó.

Los Sussex, quienes abandonaron sus deberes reales el año pasado y se mudaron a Norteamérica, dijeron en una entrevista que Meghan se sentía tan aislada y miserable como miembro activo de la monarquía que tenía pensamientos suicidas.

Tras su declaración, la reina Isabel II afirmó que la familia real «se entristece» al conocer los desafíos que el príncipe Harry y Meghan enfrentaron en los últimos años que pasaron como miembros activos de la realeza.

Advertisement

«Toda la familia se entristece al conocer el alcance de lo desafiantes que han sido los últimos años para Harry y Meghan», dijo la soberana de Reino Unido en un comunicado, asegurando que «las cuestiones planteadas, especialmente las referentes a la raza, son preocupantes».

Las acusaciones, y la respuesta del palacio, han desencadenado conversaciones en todo el mundo sobre el racismo, la salud mental e incluso la relación entre Gran Bretaña y sus antiguas colonias.





Advertisement

Tendencias