Connect with us

Investigación

Alex del Nogal, el narco protegido del chavismo que está solicitado por la Interpol

Publicado

/

Caracas.- El nombre Walter Alexander del Nogal Márquez reapareció en la palestra pública el pasado mayo, cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo sancionó y lo incluyó en la lista OFAC por estar relacionado con delitos de narcotráfico.

Lea también: Uno de los socios de Interbanex sostuvo alianzas con un cuñado corrupto de Rafael Ramírez

De acuerdo con la información provista por las autoridades estadounidenses, del Nogal ayudaba a Pedro Luis Martín Olivares, exjefe de Inteligencia Financiera de la Dirección Nacional de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), a distribuir droga y ingresar dinero del negocio ilícito en Europa, además de cooperar en el tráfico de productos narcóticos ilícitos dentro de Venezuela.

Estados Unidos bloqueó todas sus cuentas en el país norteamericano así como las propiedades que fueron encontradas bajo su nombre, sin embargo, la justicia no ha podido atrapar a del Nogal, quien actualmente tiene una alerta roja ante la Interpol.

Un prontuario delictivo

Pero esta no es la primera vez que Alex del Nogal es solicitado ante la justicia, y es que este venezolano que se creó la fachada de un empresario prominente entre el jet set caraqueño, estuvo en prisión en Suiza por  lavado de dinero y narcotráfico, según lo reveló en 2007 El Nuevo Heraldaño en el que el nombre de del Nogal ya sonaba a escala internacional.

Para entonces, EE.UU. lo tenía en la mira por su presunta participación en el tráfico de drogas entre Colombia, Venezuela y Europa, donde finalmente era vendida. De acuerdo con una investigación de La Nación de Argentina, sus vínculos con la cúpula chavista y sus constantes viajes al país para el encuentro con funcionarios argentinos.

Advertisement

En esa fecha, del Nogal era buscado en Italia y Suiza por "lesiones con resultado de muerte, homicidio o asesinato, drogas y falsificación de moneda", y en Inglaterra por delitos similares, según reveló una fuente estadounidense al referido medio argentino.

Su paso por Argentina no pasó desapercibido. Únicamente entre 2003 y 2005, visitó la nación sureña en cinco oportunidades, todas relacionadas con eventos políticos de importancia, como elecciones. Por aquél entonces, el periodista Teodoro Petkoff relacionó a del Nogal con el ministro de Planificación Federal de Argentina, Julio De Vido.

Actualmente, De Vido cumple una condena de cinco años y ocho meses de cárcel por su responsabilidad en la tragedia de Once, en la que murieron 52 personas y otras 789 resultaron heridas tras el choque de dos trenes en el año 2012.

Además, la Oficina Anticorrupción (OA) pidió a la Cámara Federal de Casación Penal condenar a el exfuncionario kirchnerista por “estrago culposo agravado” en el caso, y así sumar más años a su pena de prisión.

No obstante con esto, De Vido ha sido vinculado con la causa de los cuadernos de la corrupción que involucran a la expresidenta argentina Cristina Fernández. Las relaciones de del Nogal no se limitaron a de Vido, y es que según una investigación del medio argentino Perfil, este era la pieza clave entre las relaciones de De Vido y Claudo Uberti con el Gobierno de Venezuela.

Advertisement

"Del Nogal era el contacto con el Gobierno argentino. Si uno quería contactarse con De Vido, Del Nogal te vinculaba con Uberti". 

Uberti, amigo cercano de Néstor Kirchner y funcionario de su Gobierno, se reunía con del Nogal en una oficina del piso 4 de la Torre Europa, en Caracas, donde entonces funcionaba el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (Sela) que se había convertido en caja del Ejecutivo socialista para financiar a los países aliados.

Desde ahí, surgían las negociaciones en materia energética, de maquinaria farmacéutica, y otras, entre ambos Gobiernos socialistas. Sin embargo, Uberti tuvo que desaparecer de la palestra pública y cesar sus operaciones en Venezuela cuando salió a la luz el caso del maletín de Antonini Wilson.

Uberti había sido uno de los planificadores del vuelo en el que viajaba el empresario venezolano, pero tras el escándalo, aseguró que apenas lo había conocido la noche anterior en Caracas, una declaración que el propio Antonini desmintió en 2011, cuando dijo a la prensa internacional que el polémico maletín en el que había casi 800,000 dólares había era, en realidad, de Uberti.

"La valija era para la campaña presidencial. Yo supuse que era de Uberti y él me dijo que la manejaba el presidente. Yo me baso en lo que Uberti me dijo en Miami, cuando me envió saludos de parte del entonces presidente Néstor Kirchner", sostuvo entonces el venezolano.

Pero Uberti no fue el único que disminuyó sus actividades públicas luego del escándalo del maletín, y es que la última vez que del Nogal visitó Argentina fue en 2007, poco después de que el caso saliera a la luz, y además, no ingresó con su pasaporte, sino con uno falso.

Advertisement

De prisión en prisión

Willy del Nogal, Gabriel Torrelles, y Rafael Lacava.

Ese mismo año, a pocos días de su última visita encubierta a Argentina, fue encarcelado en Italia por el delito de narcotráfico entre Caracas, Palermo y Sicilia, donde fue encarcelado a finales de septiembre, pero fue puesto en libertad a los pocos días.

La noticia causó gran conmoción entre las autoridades, quienes estaban tras su pista y habían solicitado confirmar su arresto ante la posibilidad de fuga. Para la fecha, Rafael Lacava era el embajador venezolano en el país europeo.

Marcello Viola, el fiscal a cargo de la investigación había solicitado doce años de cárcel para del Nogal, pero las autoridades italianas desestimaron el caso, alegando falta de pruebas. Del Nogal fue absuelto, y enviado a un centro de acogida para extranjeros a la espera de su deportación.

Sin embargo, no era la primera vez que el venezolano pisaba un cárcel. De acuerdo con Tal Cual, en 2006, del Nogal fue apresado en Suiza por lavar dinero proveniente del tráfico de drogas y se fugó “porque el silencio de la cárcel le aturdía”. 

Anterior a este episodio, del Nogal había estado preso en la cárcel de Yare, donde cumplía 22 años de condena por ser cómplice del asesinato de Mario Patti Fajardo, uno de sus socios, a quien, junto con otro personaje de nombre Ramiro Helmeyer, sacó del camino.

A Patti le propinaron un disparo en la cabeza y luego lo lanzaron al mar desde una avioneta conducida por el propio Helmeyer, a quien le dictaron 30 años de cárcel. No obstante, ninguno cumplió su completamente su condena, y es que en Yare, del Nogal conoció a quien lo llevaría a convertirse en un elitista empresario caraqueño: Hugo Chávez.

Advertisement

La amistad entre Helmeyer, del Nogal y Chávez fue tal, que este último les prometió que cuando fuera presidente los iba a liberar. Efectivamente, a finales de diciembre de 1999, ambos fueron puestos en libertad condicional, cuando apenas habían cumplido seis años de sus respectivas condenas.

Sumado a esto, el líder socialista los premió con un cargo a cada uno en la extinta Disip. Desde ahí, ambos crearon nuevas conexiones en el mundo militar con poderosos de la cúpula chavista y retomaron sus negocios con el narcotráfico, los cuales, habían tenido que mermar cando estaban en prisión.

Vuelta al ruedo

A comienzos de los 90, el nombre de Alex del Nogal era bien conocido en el mundo delictivo, principalmente en el de tráfico de sustancias ilícitas. Un artículo reseñado por el medio colombiano El Tiempo en 1991, señala que, para entonces, las autoridades venezolanas desmantelaron una banda dedicada al narcotáfico dirigida por colombianos en la que del Nogal era pieza fundamental para el ingreso de la droga en Italia y Suiza.

Casi diez años después, junto con su fiel compañero de negocios, Helmeyer, del Nogal construyó una red de poderosas conexiones en el Gobierno chavista que le permitieron abrirse paso, nuevamente, en el mundo del narcotráfico.

En 2007, el nombre del entonces posicionado empresario venezolano fue mencionado por el narcotraficante colombiano Ferid Farid Domínguez, quien en una entrevista ofrecida a El Nuevo Herald, lo asomó como uno de los presuntos colaboradores del Gobierno socialista con narcotraficantes del hermano país.

Advertisement

Fue para esa fecha que del Nogal cayó preso en Italia. Helmeyer, su socio de toda la vida, negó tener negocios con este, e incluso, reveló que desde hacía tres años que no se hablaban por una disputa personal. 

''Jamás en mi vida he sido socio de eso señor, jamás usted podrá obtener un documento en donde aparezca una sociedad mía con él (...) Yo no tengo ninguna opinión de él, no soy su amigo ni tampoco soy su enemigo, y no me importa la situación que está pasando, eso es un problema de él, única y exclusivamente de él'', aseveró en declaraciones ofrecidas al medio estadounidense.

Ciertamente, del Nogal y Hemelyer se habían peleado. Ante esto, el primero salió de la Disip y fue designado como asesor de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), entonces presidida por Hugo "el Pollo" Carvajal. Fue en esa época que los lazos de del Nogal y la cúpula se afianzaron. El Pollo llegó a convertirse en uno de los mayores socios de Alex, cuando de negocios ilícitos se trataba.

Vínculos con el chavismo

Alex del Nogal, Juan Barreto y Freddy Bernal.

Asimismo, otros políticos chavistas bien recordados por parrandear con del Nogal, negaron tener vínculos con este.  Tal fue el caso de el exacalde mayor de Caracas, Juan Barreto, quien, de acuerdo con  una crónica de Roland Carreño publicada en El Nacional, fue uno de los varios funcionarios que asistieron a una exclusiva fiesta patrocinada por del Nogal en el año 2004.

La misma, se celebró en la Lagunita Country Club, donde se sirvió un banquete ''que ni en el viejo reino de Siam'' se habría servido. Aunque Barreto negó cualquier conexión con del Nogal, una fuente anónima reveló a El Nuevo Herald que su relación fue tal, que el empresario incluso recaudó fondos para su campaña electoral.

''Lo podrán negar ahora, pero del Nogal me pidió a mí contribuciones para la campaña de Barreto a la Alcaldía de Caracas'', sostuvo el informante. A la comentada fiesta de del Nogal, también asistieron Luis Tascón y Wilmer Ruperti, este último conocido por incrementar su millonaria fortuna a través de Pdvsa.

Advertisement

Alex del Nogal y Wilmer Ruperti.

Al igual que Ruperti, del Nogal también disfrutó de la bonanza petrolera. De acuerdo con la periodista Maibort Petit la Fiscalía de Nueva York investigaba los nexos entre estos dos empresarios. Ambos estarían vinculados a través de Global ShipManagement, la naviera de Ruperti, la cual, habría sido utilizada para transportar enormes cargamentos de droga.

Para esto, del Nogal también habría aprovechado otras conexiones dentro de la estatal petrolera. Según una serie de datos filtrados por Versión Final en 2007, los contactos del empresario en la cúpula bolivariana pasaban por el expresidente de Pdvsa, Luis Marín; el narcotraficante Ronal Moret, quien estuvo preso en Canadá por tráfico de cocaína.

También figuran entre sus socios y amigos cercanos, el dueño de BOD, Víctor Vargas; el exbanquero Leopoldo Castillo Bozo; el actual alcalde del municipio Sucre, Miranda, José Rangel Ávalos; el sobrino de Pedro Carreño, Carlos Guillén; y el dueño de Industrias Venoco, vinculado con el caso maletín de Antonini Wilson y campeón mundial la serie Ferrari 458 Challenge en 2016, Carlos Kauffman.

No obstante, la lista es mucho más extensa, e incluye al fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez.

De familia

Del Nogal no solo se rodeó de personajes con fortunas de dudosa procedencia en su adultez. Su padre, Walter del Nogal, fue un ladrón y traficante de vehículos, delito por el que fue apresado en Estados Unidos.

Según El Nuevo Herald, en 1992, del Nogal padre fue arrestado y liberado bajo presentación, pero no cumplió con el régimen, por lo que en 2011 fue declarado prófugo. ''Padre e hijo estaban en el negocio, yo creo que el padre jugó un papel muy importante en la carrera de delincuente de Alex", dijo al respecto Johan Peña, un excomisario de la Disip vinculado a la investigación de la familia del Nogal.

Advertisement

El exfuncionario detalló al medio estadounidense que Walter del Nogal era parte de una organización que controlaba la cadena del proceso de importación y legalización de vehículos, la cual, incluía a la Guardia Nacional y las oficinas del Registro Automotor.

Por otra parte, está Richard, uno de los hermanos de Alex y su socio en los negocios de la droga. Este, fue aprehendido en Italia por transportar cinco kilos de cocaína en la misma época en que Alex fue detenido en el país europeo y posteriormente liberado.

Su otro hermano, William, conocido en la élite venezolana como Willy, el exzar de la noche, se ha dedicado al área de entretenimiento y restauración. Dueño de los más exclusivos locales caraqueños, como Hollywood, Café Come, Yamato Sushi Bar, BarSi, Saigón, La Suite, Rocoto, Barracuda, Shin, Noa, La Cantina, y más reciente, Willy's Burger, una cadena de venta de hamburguesas con establecimientos en el Tolón y el Sambil.

Denisse Ornaque.

A estos, se suma la exesposa de del Nogal, Denisse Ornaque, una venezolana residenciada en Miami que el año pasado protagonizó un escándalo por estafar cientos de miles de dólares a varios compatriotas en la mencionada ciudad bajo el supuesto de padecer cáncer.

El caso, investigado por El Venezolano News, reveló que Ornaque fue denunciada en repetidas ocasiones en las distintas sedes policiales de Miami, e incluso, quienes fueron estafados concretaron su denuncia ante el FBI. La venezolana, utilizaba la cuenta bancaria de su hija, una adolescente de 16 años de edad, para colocar el dinero estafado y, una vez con este en su poder, desaparecía del panorama.

Se calcula que Ornaque logró estafar USD 543,260. Los estafados contaron que la exesposa de del Nogal solía decir que tenía cáncer, que era madre soltera y que su expareja era un delincuente que huía de la justicia venezolana. Al ser descubierta, amenazaba a las víctimas con del Nogal.

Advertisement

Otros casos

Alex del Nogal saltó a la palestra pública en 1993, cuando, además de ser investigado por la muerte de Patti Fajardo, era señalado por el caso de atentado con carro bomba en el CCCT. Este atentado fue cometido para crear "terror económico" y así beneficiar a empresarios y banqueros con la subida del dólar paralelo.

Por el hecho, también fue señalado Helmeyer, quien confesó ser partícipe. Sin embargo, ambos fueron indultados por este caso. Del Nogal y Helmeyer también fueron sospechosos por el asesinato del fiscal Danilo Anderson, quien antes de morir trabajaba en la investigación de de la pérdida de un cargamento de droga incautado en Maracay y que desapareció a manos de los cuerpos de seguridad del Estado.

Según un artículo de Rafael Rivero Muñoz publicado en Analítica, Anderson estaba "muy cerca" de revelar a los presuntos implicados en el hecho: el Pollo Carvajal, Pedro Luis Martín, Rodríguez Chacin, del Nogal y Helmeyer.

Juan Carlos Sánchez y Antonio López habrían sido los hombres contratados por estos dos últimos para que, a su vez, contrataran a los expolicías, Rolando, Juan Bautista y Otoniel Guevara, todos hermanos, para que asesinaran a Anderson.

¿La razón? Los Guevara fueron los funcionarios responsables de arrestar a del Nogal y Helmeyer por el caso de homicidio de Patti Fajardo. Sánchez y López fueron declarados muertos en un enfrentamiento, sin embargo, extraoficialmente se cree que fueron asesinados por el clan de del Nogal, para asegurarse de que no revelaran que este estaba detrás de la muerte de Anderson y de la implicación de los Guevara en el caso.

Advertisement

Finalmente, los exfuncionarios fueron responsabilizados por el asesinato del fiscal y condenados a pagar 27 años y nueve meses por ser los autores materiales del hecho, en el cual, nunca se concluyó quiénes fueron los autores intelectuales.

En la actualidad

Actualmente, se desconoce el paradero de del Nogal, quien es solicitado por la Interpol  por los delitos de financiamiento al terrorismo, tráfico de drogas y asociación para delinquir.

La investigación, fue realizada por las autoridades italianas, quienes determinaron que del Nogal pertenece a una organización criminal que se dedica al tráfico de drogas desde Venezuela hacia el país europeo.





Tendencias