article-thumb
   

Alex Saab, el empresario colombiano que hizo fortuna con Maduro, la Misión Vivienda y los CLAP

El Cooperante | 21 febrero, 2019

Caracas.- Desde la creación del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), el Gobierno ha malversado USD 5 millardos, esto de acuerdo con los más recientes datos ofrecidos por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN).

Lea también: El observador internacional en las “elecciones” del 20-M que recibió millones por los CLAP

La investigación, encabezada por el diputado Freddy Superlano, apunta a que únicamente entre 2016, año en el que se creó el CLAP, y 2017, el país sufrió un daño patrimonial de 5000 millones de dólares, los cuales, fueron a parar a las varias empresas importadoras.





Superlano acusó directamente al presidente de la república, Nicolás Maduro, y su esposa, Cilia Flores, de manejar la red de corrupción que se extiende por México, Panamá e incluso China, esto de acuerdo con una lista de diez compañías publicada en febrero de este año por la periodista Elyangélica González.

Pero no es la primera vez que el jefe de Estado es señalado de ser partícipe de los guisos CLAP.

En agosto de 2017, la fiscal general de la República destituida por la Constituyente, Luisa Ortega Díaz, reveló que Maduro era uno de los implicados en la red de corrupción, junto a los colombianos Alex Nain Saab Morán y Álvaro Pulido Vargas, y un tercero, Rodolfo Reyes, todos propietarios de Group Grand Limited, una de las importadoras contratadas por el Ejecutivo nacional.





Pulido Vargas y Saab Morán

Además de ser socios en Group Grand Limited, importadora de alimentos para los CLAP, Saab Morán y Pulido Vargas, este último sobrino de la senadora colombiana Piedad Córdoba, guardan cercanos vínculos de negocios en otros proyectos.

Le puede interesar: Uno de los socios de Interbanex sostuvo alianzas con un cuñado corrupto de Rafael Ramírez

Uno de los más notables, el del Fondo Global de Construcción, el cual utilizaban para exportaciones ficticias desde Ecuador a fin de obtener acceso a dólares preferenciales de la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Según una investigación de Armando.Info, pública en su página web en febrero de 2018, Saab Morán inició su relación con el Gobierno de Hugo Chávez en 2011, al firmar un multimillonario contrato para importar materiales de edificación para la Gran Misión Vivienda Venezuela. 

Los datos aportados, apuntan a que la transnacional se vinculó en guisos con el Ejecutivo venezolano a través del Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (Sucre) y de Cadivi, con los que se habrían malversado 159,8 millones de dólares que estaban destinados a la compra de materiales de construcción para la Misión Vivienda.

De esta cifra, en Venezuela solo se registraron facturas por el monto de 3,1 millones de dólares. Pero Saab y Pulido no solo son compañeros de negocios, también lo son de expedientes criminales.

“Venezuela lanzó la misión Vivienda hace unos 10 años. Ofrecí un sistema italiano de construcción, que tiene más de 50 años en el mercado y cerca de 60 plantas en el mundo, para fabricar paredes y techos de forma automática y con enormes ahorros en consumo de hierro y cemento. Luego de un año de trabajo y tocar puertas, logramos entrar y abrimos una fábrica.

Debo ser enfático en esto: no conozco al presidente Maduro, más allá de un par de actos protocolarios en razón de la suscripción y ejecución de los contrato”.

Alex Saab en entrevista a El Tiempo en agosto de 2017.

De acuerdo con Univisión, mientras que el sobrino de Córdoba utilizó durante varios años una cédula de identidad de una persona muerta para ocultar presuntos vínculos con el narcotráfico, a Saab le fue negada la visa estadounidense por su supuesta participación en actividades ilegales, las cuales, son investigadas por la DEA.

En 2016, Estados Unidos le negó la visa a Saab por estar inmerso en actividades ilegales, de hecho, a su hijo también le negaron la entrada a ese país.

Ante esto, Richard Díaz, abogado de Saab en Miami, aseguró que Saab no tiene ninguna acusación en Estados Unidos. Asimismo, negó que su representado sea socio de Pulido, puesto que, su relación se debe únicamente a comprador y vendedor de materias primas.

Lea además: La “turista” española vino invitada por Cancillería y se comió más de 2,6 millones de bolívares

No obstante, estos empresarios han tenido un pasado relacionado con el narcotráfico que han intentado ocultar. Según el reporte de Univisión, efectivo de la DEA confirmaron que los negocios de los colombianos en el país norteamericano son investigados por lavado de dinero.

Además, ambos allegados, figuran en los guisos de las empresas maletín de Cadivi en las que se habrían malversado 300 millones de dólares y que vinculaban a otros empresarios venezolanos, como Salvador Lairet.

La investigación, realizada por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, reveló que Saab y Pulido, tenían empresas registradas en Venezuela y Colombia, a través de las cuales se realizaban las transacciones ficticias.

Group Grand Limited

De acuerdo con una investigación de ArmandoInfo, pública en su portal web en febrero del pasado año, Group Grand Limited es la empresa a través de la cual el Gobierno venezolano obtiene los productos mexicanos que se incluyen en las cajas de alimentos distribuidas por los CLAP.

Lea también: Lo que usted no conoce de Interbanex, la empresa que opera en el mercado de divisas

La misma, fue registrada en el año 2013 en Hong Kong, bajo el nombre de Shadi Nain Saab Certain, un familiar de Saab Morán, socialité barranquillero que inició negocios con la cúpula socialista a través del Fondo Global de Construcción, el cual proveía materiales para la construcción de la Gran Misión Vivienda.

Ambas compañías, el Fondo y Grand Group, ocupan la misma sede física en la urbanización El Rosal, municipio Chaco del estado Miranda, sin embargo, la primera, no cuenta con RIF, ni está incluida en el Registro Nacional de Contratistas (RCN).

Sin embargo, las facturas emitidas entre esta y la Comercializadora de Bienes y Servicios del estado Táchira (Cobiserta), revelan que la compañía de Saab Certain, sí labora en Venezuela.

El reportaje también señala que en octubre de 2016 fue que Group Grand Limited y la Gobernación de Táchira, iniciaron las turbias negociaciones, las cuales, fueron aprobadas por Maduro, quien validó la exoneración del IVA, así como otros impuestos aduaneros.

“No hago parte de la empresa vinculada a los alimentos (Group Grand Limited), y jamás hemos dado regalos ni comisiones a ningún miembro del Gobierno ni al presidente por ninguna de las obras o proyectos que hemos realizado”

Alex Saab en entrevista a El Tiempo en agosto de 2017.

Dicha solicitud fue realizada por el exmandatario de la entidad andina, José Gregorio Vielma Mora para la importación de 10 millones de cajas que serían distribuidas entre los meses siguientes por los CLAP.

Fue entonces, cuando a través del Fonden se aprobaron 340 millones de dólares cotizados a la desaparecida tasa de cambio de Divisas Protegidas (Dipro), diez bolívares fuertes, de los cuales, Group Gran Limited, habría cobrado, hasta finales de enero de 2019, 212,3 millones de dólares.

Este monto corresponde a la venta de 95,1 millones de kilos de alimentos como mayonesa, caraotas, pasta, harina de maíz, atún enlatado leche en polvo y otros productos provenientes de México, país en el que la compañía tendría su tercera sede.

Le puede interesar: El polémico acuerdo entre Pdvsa y Erepla no cumple con el legado de Chávez

Es en este punto del negocio donde radica la estafa del plan de abastecimiento. Group Gran Limited habría sobrepreciado los alimentos vendidos al Gobierno nacional, sumando varios dólares a la venta por kilo de cada producto, y vendiendo cada caja de alimentos por 34 dólares a la tasa preferencial.

Saab y Mossack Fonseca

Sumado a esto, según Univisión, Alex Saab utilizó el bufete de abogados salpicado por los Panama Papers, Mossack Fonseca, para crear sociedades en diferentes jurisdicciones como fundaciones y fideicomisos.

Lea además: Fidel, el hermano de Rafael Ramírez y médico de Chávez involucrado en caso de lavado de dinero en EE. UU.

Por este caso, reporteros y editores del portal web ArmandoInfo fueron demandados. Saab alegó “difamación agravada continuada” e “injuria agravada”.

La acusación, que fue admitida en tiempo récord por los tribunales caraqueños, se dio luego de la publicación del reportaje “De Veracruz a La Guaira, un viaje que une a Piedad Córdoba con Nicolás Maduro”, el pasado 3 de septiembre, en el cual los periodistas  revelaron irregularidades en la importación de alimentos en el país.

Asimismo, en respuesta, Conatel prohibió al portal mencionar el nombre de Saab en sus investigaciones periodísticas.

Comentarios

comentarios