Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Vitrina

Alfonso Herrera fue nombrado embajador de buena voluntad de ACNUR

El exintegrante de la agrupación RBD agradeció el reconocimiento de ACNUR

El Diario

Caracas.- El cantante y actor mexicano, Alfonso Herrera fue nombrado este miércoles embajador de buena voluntad del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Lea también: Bad Bunny detuvo el tráfico con su música en Nueva York

«Alfonso Herrera se convirtió en el nuevo embajador de Buena Voluntad de ACNUR para seguir ayudándonos a contar historias de las personas refugiadas», informó la organización en su cuenta de Instagram.

Por su parte, el exintegrante de la agrupación RBD agradeció el reconocimiento de ACNUR y aseveró que seguirá comprometido en visibilizar la situación de los refugiados en el mundo.

«Estoy muy agradecido con ACNUR por el nombramiento como embajador de Buena Voluntad. Cuenten con mi compromiso para seguir darle voz y visibilidad a los refugiados, quienes, como todos los seres humanos, merecen vivir en plenitud y libertad», precisó Herrera.

En otro post, el cantante reconoció la labor de la organización, asegurando que recluta jóvenes para «alejarlos de grupos pandilleros y encauzarlos hacia el arte y la cultura».

«Su resiliencia, su compromiso y actuación son ejemplares y esperanzadoras», resaltó el músico.

En 2019, Herrera viajó con ACNUR a El Salvador y Honduras para conocer la situación que enfrentan miles de personas que se ven forzadas a desplazarse en Centroamérica.

Artículos relacionados

Destacados

Trump volvió a atacar a la comunidad migrante al asegurar que son "violadores, asesinos y gente con escaso coeficiente intelectual"

Destacados

El 12% de las empresas venezolanas han registrado un crecimiento durante la pandemia por COVID-19, según versión del primer vicepresidente de Fedecámaras

Destacados

Decenas de personas se reunieron en las cercanías del palacio de gobierno por el cierre de campaña

Destacados

Estados Unidos declaró que los dirigentes fueron asesinados por ser considerados una amenaza para la nación norteamericana