article-thumb
   

Alquilar en Venezuela, una misión imposible

El Cooperante

Newsweek.- En el presente, que una pareja joven tenga la oportunidad de alquilar un apartamento es algo tan fácil como luchar contra una serpiente cascabel, formando el círculo vicioso de: si logro encontrar un apartamento es demasiado caro y si tengo el dinero, ya no encuentro ninguno disponible.

En noviembre del año 2011, Hugo Chávez, promulgó la Ley de Regularización y Control de los Arrendamientos de Viviendas. El objetivo del instrumento perseguía “engranar más con la realidad”, según aseguró el mandatario en aquel entonces. Y contemplaba ajustes, como la prohibición de establecer altas sumas de dinero para iniciales de alquiler, exigidas por los propietarios, y también la imposibilidad de desalojar a los inquilinos.

Actualmente, el índice de inmuebles en alquiler ha bajando considerablemente desde la promulgación de la Ley de Arrendamiento. Y, en opinión del presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martini, “creó un desbalance en los derechos de los propietarios e inquilinos, inclinándose al favorecimiento de los inquilinos”. Lo cual decantó en un grave problema: “los propietarios no quieren alquilar”, asegura Martini.

Injusticia para todos

Mónica Pérez, caraqueña, contó que antes de la promulgación de la ley, solía vivir del alquiler de los inmuebles que había adquirido. Pero desde el año 2011 esto ya no fue posible. “El negocio de los alquileres se acabó porque al tu no tener la seguridad de poder recuperar tu inmueble, tu no lo alquilas. Tampoco le puedes subir el precio porque eso también está congelado” lamentó.

Cabe destacar que los alquileres son la opción más buscada por quienes necesitan un lugar para vivir, puesto que la compra de una vivienda se hace imposible para gran parte de la población venezolana debido a los altos costos, y no todo el mundo puede cumplir los requisitos para obtener un crédito para la compra de un inmueble.

El Presidente de la Cámara Inmobiliaria, señala en cuanto a esto que para optar por un crédito de este tipo, debes justificar un ingreso mensual de 100 mil bolívares (15 salarios mínimos) y que solo el 2% de la población venezolana, según el más reciente informe del Instituto Nacional de Estadística, acusa ingresos de esa magnitud.

Además de esto, el experto apunta que la demanda en alquileres de inmuebles se debe al déficit existente en el sector vivienda. “Lo que se produce en Misión Vivienda o lo que se produce en el sector privado no alcanza ni para cubrir el crecimiento vegetativo de la población”.

En medio de toda esta dificultad para cubrir una necesidad tan importante como lo es un techo bajo el cual dormir, no han pasado por alto las “jugadas alternativas” que últimamente son más características entre los venezolanos.

“Aquellas personas que están alquilando viviendas, en algunos casos, lo están haciendo fuera de la ley. Legalmente debes tener una regulación para poder alquilar tu vivienda y la realidad es que aquellas ofertas de alquileres que se están haciendo en Venezuela, en su muy buena mayoría, no están siendo reguladas por la Sunavi” explica el experto.

Comentarios

comentarios