article-thumb
   

Amnistía Internacional le pidió al Gobierno garantizar la vida “en vez de asesinar a los jóvenes venezolanos”

El Cooperante | 20 septiembre, 2018

Caracas.- La asociación Amnistía Internacional publicó este jueves un informe sobre la crisis migratoria que vive Venezuela en la actualidad; además de nombrar al país como el más violento sin necesidad de una “guerra” e hicieron mención especial a las llamadas Operación de Liberación del Pueblo (OLP) y el daño –físico y psicológico– que este plan ha generado en las familias sobre todo, en aquellas que son de escasos recursos y viven en zonas de difícil acceso. 

Le puede interesar: A un mes del “paquetazo rojo” de Maduro, Venezuela va de mal en peor

Según Amnistía Internacional, estos operativos carecen de respeto por la vida y al tiempo, es una forma de “usar la fuerza intencionalmente letal contra la población más vulnerable y excluida socialmente, violando sus derechos y tratándoles como criminales por vivir en esta situación”.

“El Gobierno del presidente Maduro debe garantizar el derecho a la vida, en vez de quitárselas a la juventud del país. Todos los jóvenes en situación de pobreza deberían tener igualdad de oportunidades para su futuro, y no vivir con el temor de que policías o militares los vean como enemigos que deben erradicar”, dijo Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional en las Américas.

De acuerdo con los estudios y resultados publicados por Amnistía Internacional, han sido más de 8.200 ejecuciones extrajudiciales entre 2015 y junio de 2017.


“El año pasado, al menos el 95% de las víctimas de homicidios – tanto a manos de la delincuencia como por las fuerzas de seguridad – fueron hombres jóvenes entre 12 y 44 años de edad que vivían en los barrios más pobres del país. Casi el 90% de los homicidios registrados son cometidos con armas de fuego en zonas urbanas y áreas rurales donde proliferan actividades ilícitas como la minería ilegal”, señala el informe.

El reporte también destaca que en 2016 Venezuela protagonizó la tasa de homicidios más alta de la historia, pues más de 21.700 personas fueron asesinadas por inseguridad.  “Amnistía Internacional estima que solo en ese año entre 65.000 y 87.000 personas fueron víctimas de la violencia, si se tiene en cuenta que por cada persona que muere por violencia armada, sobreviven tres o cuatro otras”.

Ejecuciones a “quema ropa”

La llamada Operación de Liberación del Pueblo (OLP) es un plan que fue ideado por José Vicente Rangel Ávalos, pero que no ha dado los resultados que el Gobierno esperaba, principalmente porque en la aplicación de estos operativos hay severas violaciones a los derechos humanos.

Los testimonios de los familiares de las víctimas dejan en evidencia que cuando los funcionarios llegan a las barriadas, ingresan a las viviendas que les parezca sin una respectiva orden allanamiento y cuando asesinan, por lo general a los jóvenes, lo hacen a quema ropa.

Crisis migratoria

La asociación sin fines de lucro, Amnistía Internacional, también llamó a organizaciones y Gobiernos del mundo a ejercer su “solidaridad” y su “responsabilidad” ante la situación en Venezuela, que, según dijo, atraviesa “una de las crisis de magnitudes más grandes en materia de migración forzada”.

Integrantes de la organización presentaron este jueves ante la prensa en Buenos Aires, Argentina, el informe “Esto no es vida: Seguridad ciudadana y derecho a la vida en Venezuela”, que denuncia las violaciones de derechos humanos y las medidas represivas que implementa el Estado de ese país contra la población más vulnerable.

La directora de Política y Justicia Internacional de la organización en Argentina, Mariana Fontoura Marques, recordó que, según datos de las Naciones Unidas, ya hay al menos 2,3 millones de venezolanos fuera de su país y, de ellos, 1,6 millones salieron desde 2015.

Asimismo, señaló que el 90 % de ellos se encuentra en la región, la mayoría en Colombia, pero también en países como España, que es el cuarto con más solicitudes de asilo por detrás de Perú, Brasil y Estados Unidos, y Argentina, donde, desde 2016, se ha “triplicado” la llegada y radicación de migrantes del país caribeño, afirmó.

En la conferencia de prensa, el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán, señaló que las cifras de venezolanos que se han marchado del país es “muy relevante” si se comparan con los cinco millones de refugiados procedentes de Siria en siete años de guerra civil.

Con información de La Patilla y AFP.  

Comentarios

comentarios