article-thumb
   

AN debe aprobar Ley de Referendos si no quiere que CNE defina lapsos para salir de Maduro

Admin

Nicolás Chaccal.- La oposición venezolana comenzó la discusión de la Ley de Referendos, que, entre otras cosas, busca evitar que la convocatoria del Referendum contra Maduro quede en manos del Consejo Nacional Electoral -con mayoría “chavista”- que pueda manipular la petición ciudadana.

La Ley que regula la participación ciudadana y referendos es una promesa pendiente que la Asamblea Nacional debía aprobar desde hace 16 años.

Motivada a esta ausencia, los referendos electorales se rigen de acuerdo a dos resoluciones emanadas desde el Consejo Nacional Electoral y publicadas en Gaceta Oficial en el 2007, que limitan significativamente -en comparación con el referéndum de Hugo Chávez- la petición de un revocatorio.

Sin embargo, si la Asamblea aprueba -con mayoría simple- la Ley Orgánica que regule los referendos, incluyendo el revocatorio, el ente comicial deberá regirse en base a este documento legal, y no en las respectivas resoluciones. 

Lea también – Oposición pisa la chola: Este jueves será la primera discusión de la Ley de Referendos en la AN

Hasta ahora, para pedir un revocatorio al presidente Nicolás Maduro, que ya cumplió con el lapso establecido en el artículo 72 de la Constitución, se requieren 213 días hábiles, según indica el periodista de la fuente electoral Eugenio Martínez.

Más de cinco meses

La resolución del CNE exige, además de los requisitos establecidos en la carta magna, que las organizaciones políticas convoquen, en 5 días hábiles,  al 1% del electorado -198.307 personas, de acuerdo al registro electoral- para conformar una Agrupación de Ciudadanos que solicite al CNE la evaluación de los requisitos establecidos en el artículo 72.

Este proceso deberá ser revisado por el Poder Electoral con el sistema biométrico, para el que el ente comicial se reserva, en todos los pasos necesarios para la revisión, un máximo de 30 días continuos y 20 hábiles. 

Una vez validado el 1% de los votantes, se procederá a la recolección de las firmas para la convocatoria, siendo necesario el 20% del electorado, es decir 3.966.144 firmas y huellas en tres días. Ese lapso, entre organización de los puntos de recolección de firmas y posterior verificación, demorará poco más de treinta días hábiles, es decir, un mes y dos semanas. 

Si se cumple con el 20% de las firmas, el CNE pasará a realizar la convocatoria del referendum en los tres días hábiles siguientes, un proceso que deberá llevarse a cabo -como máximo- en los 90 días siguientes, es decir, tres meses más. 

Lea también – ¡Habla la historia! Revocatorio de 2004 tomó un año y enmienda de 2009 se votó en dos meses

 

 

 

Comentarios

comentarios