article-thumb
   

Andrés Izarra, el exministro que “desfalcó al Estado” a través de Telesur y ahora vive en Europa

El Cooperante | 17 agosto, 2018

Caracas.- “¡Un cambio de Gobierno ya!” y un posterior “¡Larga vida a Nicolás Maduro!”, fueron los mensajes con los que el exministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, salió nuevamente a la palestra pública. Junto al último mensaje, aceptó tener diferencias con la gestión actual, pero enfatizó su postura chavista.

Lea también: ¿Mano derecha de Diosdado? Quién es la Jueza Carol Padilla que dejó preso a Requesens

Aunque fue la primera vez que Izarra admitió públicamente su descontento con la cúpula, anterior a esto, los rumores sobre su rechazo a las políticas de Nicolás Maduro ya se hacían sonar. En agosto pasado, apoyó la denuncia de Smartmatic sobre la manipulación de las máquinas electorales durante la celebración de los comicios de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Para entonces, aclaró que no era escuálido y que nunca lo sería, pero manifestó su interés en que se esclarecieran las dudas en torno al resultado de la elección. Izarra, quien fue presidente de Telesur entre 2005 y 2011, mostró las primeras señales de desacuerdo con Maduro en abril de 2015, cuando renunció a la cartera de Turismo.

El hecho coincidió con la aprehensión de su suegro y ex acalde metropolitano, Antonio Ledezma, por lo que los supuestos no se hicieron esperar. “A buen entendedor, pocas palabras”, fue lo dijo al respecto su suegra, Mitzy Capriles de Ledezma, quien reveló al medio colombiano RCN, la renuncia de Izarra del mencionado ente. Desde entonces, no ha vuelto a ocupar ningún cargo público, y su salida de la cúpula parece ser definitiva.


Un periodista contradictorio

Periodista de profesión, según el medio argentino La Nación, inició su carrera en Berlín, Alemania, y de ahí saltó a París, Francia, de la mano de su tío, Ricardo Izarra, director de una revista editada en Miami. Luego de esto, pasó a trabajar en México y finalmente se asentó en Estados Unidos, donde ejerció para NBC y CNN. En 1999, con casi diez años de ejercicio, regresó a Venezuela y trabajó como productor del noticiero de RCTV.

Le puede interesar: Hernández Da Costa, el Jefe de la REDI que es acusado de participar en atentado a Maduro

De acuerdo con sus colegas, para entonces, a Izarra le gustaban las noticias sensacionalistas. “Decía que sólo la sangre vendía, que los informativos no podían empezar si no era con muertos. ‘Quiero veneno’, insistía”, rememoró uno de los periodistas que trabajó con él.

Aunque su papá, el coronel retirado William Izarra, fue uno de los que apoyó a Hugo Chávez en el intento de golpe de Estado de 1992, no fue hasta 2002 que este tomó notoriedad en las filas rojas, cuando demostró su desacuerdo con los medios venezolanos por la cobertura del golpe contra el líder socialista. “Yo no trabajo para golpistas (…) soy hijo de conspirador y esa experiencia me basta”, aseveró en una entrevista ofrecida en 2003.

Dejó RCTV y volvió a CNN. Poco después, fue nombrado agregado de prensa en la embajada venezolana en Washington, y al regresar a Venezuela inició abiertamente su labor con el Gobierno chavista. En 2004, fue nombrado ministro de Información y Comunicación, cargo que ocupó hasta 2005, cuando fue designado presidente de Telesur.

A la cartera de Comunicación regresó en 2008, y más tarde en 2010, para finalmente cerrar capítulo en 2012. En el conjunto de todos sus mandatos, Izarra promovió y aprobó la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

Cheverito

En 2013, tras la muerte de Chávez, Nicolás Maduro lo designó como ministro de Turismo. Durante su gestión, lanzó una campaña para promover el turismo en el país, la cual, fue duramente criticada. Cheverito fue el protagonista de la misma. Este personaje, representado en una caricatura, fue presentado en la temporada vacacional de 2014 junto a su mascota, Eco, bajo el lema de ser un “defensor de la naturaleza” que “admira todas las tradiciones culturales de Venezuela”.

Lea además: El calvario de Nadis Orozco, la cuñada de “El Colombia” que murió bajo custodia del Sebin

Con un equipaje costoso y una cámara colgada al cuello, Cheverito se paseaba por los destinos más populares del país, pese a que, para entonces, con la crisis en auge y la inseguridad desbordante, solo una minoría podía llevar a la realidad los viajes de ensueño del polémico personaje.

Las críticas no se hicieron esperar, y caricaturas en burla invadieron las redes sociales, lo que inmediatamente desató la ira de Izarra, quien señaló a la “derecha” de intentar desprestigiar lo que calificó como “un fenómeno comunicacional”.

Desde los tepuyes y el Salto Ángel, hasta el paradisíaco archipiélago de Los Roques, Cheverito iba de destino en destino para dar a conocer las bellezas naturales del país, pero su viaje duró poco. Pese a la millonaria inversión que se destinó al proyecto, a finales de abril de 2015, tras la salida de Izarra del Ministerio, Cheverito desapareció del mapa.

Acusaciones por corrupción

En días pasados, el periodista Walter Martínez, conductor y productor de Dossier, señaló a Izarra de desfalcar al Estado durante los seis años que dirigió Telesur. En la emisión de su programa, Martínez aprovechó para confirmar lo que muchos ya habían especulado: el exministro de Comunicación se instaló entre Berlín y Viena junto a su familia, luego de renunciar a la cartera de Turismo.

Desde la comodidad del primer mundo, el exfuncionario venezolano no se ha limitado ha hacer comentarios de la crisis. “Me calo la cola, pero a Leopoldo jamás”, “con hambre y desempleo con Chávez me resteo. Aunque haya colas con Nicolás, votar por la derecha jamás”, son algunos de los comentarios que ha emitido desde su cuenta en Twitter, la cual, eliminó luego de pedir cambio de Gobierno y recular al enviar un mensaje de apoyo a Maduro.

Comentarios

comentarios