article-thumb
   

Andrés Oppenheimer: Gana fuerza el pedido de investigación a Maduro ante la CPI

El Cooperante | 7 octubre, 2018

Caracas.- Colombia, Argentina, Perú, Chile y Paraguay firmaron una carta ante la Corte Penal Internacional (CPI) para solicitar que se abra una investigación en contra del presidente de la República, Nicolás Maduro, por crímenes de lesa humanidad, una medida que, según analistas, puede servir como mecanismo de presión, pero que no tiene efecto a corto o mediano plazo.

Le puede interesar: Venezuela acusa a Colombia de proteger a los autores del atentado contra Maduro

Seis de los siete países firmaron la petición el 26 de septiembre en las Naciones Unidas en Nueva York. Francia se unió al grupo pocos días después. Según el periodista político, Andrés Oppenheimer en su artículo publicado en  El Nuevo Herald, el presidente de Colombia, Iván Duque, le indicó que todos los días invita a diferentes países a que se unan a la petición de la Corte Penal Internacional para presionar el régimen de Maduro. “Yo todos los días cuando tengo la posibilidad invito [a otros países] a que se unan a esa petición (…) el solo hecho que se abra rápidamente una investigación es un mensaje muy contundente a la dictadura de Venezuela”, dijo.

Asimismo, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, también se pronunció indicando que “esta iniciativa está ganando fuerza” y enfatiza en  que “otros países probablemente se unirán a la petición”. Según lo que relata el periodista en su nota, es probable que Ecuador y Uruguay se unan a está petición, y que el presidente francés Emmanuel Macron está hablando con Alemania, España, Holanda, entre otros países europeos para mover el tablero político.

De acuerdo con Oppenheimer, la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, ya había abierto una investigación preliminar en febrero sobre posibles crímenes contra la humanidad cometidos por Maduro y sus colaboradores. La investigación preliminar se limita a los abusos del régimen de Maduro durante los disturbios antigubernamentales del año pasado, en los que murieron al menos 150 personas.


Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha socavado indirectamente el proceso al decir en su discurso del pasado 25 de septiembre ante las Naciones Unidas en Nueva York que “Estados Unidos no brindará apoyo al reconocimiento de la CPI. En lo que respecta a Estados Unidos, la CPI no tiene jurisdicción, ni legitimidad, ni autoridad”.

La unidad es clave. Varios países se unieron para demostrar que hay unidad a nivel regional y que se busca una solución pacífica y diplomática a la crisis que vive el país.

Comentarios

comentarios