article-thumb
   

Araminta González: Existen más mujeres que fueron robadas y violadas por Trejo y Pérez Venta

Christhian Colina

Christhian Colina.- Araminta González prisionera en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF) por presuntamente pertenecer a un grupo que elaboraría explosivos y su posterior colocación en sitios públicos del país, aseguró que Carlos Eduardo Trejo y José Rafael Pérez Venta, a quienes hospedó en su vivienda en Guarenas (Miranda) se hacían pasar por perseguidos políticos para tener beneficios económicos y robar a las personas.

Asimismo aseguró conocer de la existencia de varias mujeres que fueron robadas, torturadas y violadas por los jóvenes, así como su implicación en casos de sustancias estupefacientes.

Relata que conoció inicialmente a Pérez Venta en una protesta el 14 de febrero de 2014, luego le fue presentada a Trejo. A quienes hospedó en su casa ya que se encontraban en Caracas y no contaban con un lugar en donde dormir. A las semanas de lo que parecía ser una normal convivencia le fue robada una laptop, un router y una plancha para el cabello, mientras ella se encontraba “haciendo diligencias personales” en el centro de Caracas.

González reconoció a través de un video que grabó desde su celda y que difundió Últimas Noticias que no denunció el hecho públicamente para no hacer un alboroto que luego pudiese ser utilizado con fines políticos. “No iba hacer un escándalo de que dentro de las líneas de la oposición existen personas de ese tipo”.

Revela que en una ocasión los dos jóvenes le propusieron realizar una videoconferencia con María Conchita Alonso y Robert Alonso, “ellos supuestamente me querían financiar para la elaboración de explosivos y les dije que no quería hacer ese tipo de negociaciones con nadie”.

El caso por el que permanece detenida

“Las cosas que están en mi casa, si bien sirven para elaborar explosivos, porque hay diferentes sustancias controladas como el ácido sulfúrico y la acetona, estas se encontraban en pequeñas cantidades y no servían para la elaboración de un explosivo de gran expansión como para hacer daño a alguien”, afirma la Técnico Superior Universitario en Procesos Químicos y estudiante de Ingeniería Industrial.

Comentarios

comentarios