article-thumb
   

Arqueólogos encontraron una antigua iglesia al oeste de Jerusalén

El Cooperante | 23 octubre, 2019

Caracas.- La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) informó este miércoles sobre las excavaciones arqueológicas de los restos de una majestuosa iglesia de la era bizantina construida en el siglo VI, cerca de un nuevo vecinario, Ramat Beit Shemesh, a unos 38 kilómetros al oeste de Jerusalén.

Le puede interesar: ¡Impactante! Nace perrito de color verde en Estados Unidos

La nueva exposición, titulada “El Mártir Glorioso”, ofrecida en colaboración con el Museo de las Tierras de la Biblia de Jerusalén (Blmj), muestra por primera vez la iglesia que estaba adornada con mosaicos espectaculares intrincadamente diseñados con hojas, frutas, pájaros y elementos geométricos. Las paredes de la iglesia estaban decoradas con coloridos frescos y altos pilares coronados con bellos capiteles, que posiblemente habían sido importados,  reseñó Infobae.





El arqueólogo Benjamin Storchan, informó en un comunicado que “Se desconoce la identidad del mártir, pero la excepcional opulencia de la estructura y sus inscripciones indican que esta persona era una figura importante”.

El lugar donde se encuentra la iglesia, que mide alrededor de mil 500 metros cuadrados, contiene una cripta subterránea que al parecer fue utilizada por los peregrinos para coleccionar reliquias de mártir desconocido según las inscripciones en griego antiguo de la iglesia. La cripta era evidentemente fue muy popular durante su época, ya que cuenta con dos escaleras que llegan hasta ella, algo poco común para la arquitectura de esa era.

En el lugar se descubrió una pila bautismal con un crucifijo de piedra con forma de cuadrilóbulo. Es un diseño que es menos común en los sitios de Tierra Santa de la era bizantina, pero se encuentra en todas las partes del viejo imperio, incluso en el norte de África.





Entre los coloridos e intrincados diseños de mosaicos de frutas, flora y fauna, se encuentra una imagen de un águila imperial, que junto con una inscripción que detalla la donación del emperador Tiberio II Constantino (574-582 CE), lo que vincula al sitio al los extenso brazos imperio bizantino. Según Storchan, la cripta en sí misma estuvo revistada con losas de mármol, donándole una apariencia y afirmando la importancia del sitio y del “endoxo martis”, el glorioso mártir.

La exposición contará con lo que el comunicado de prensa llama “la colección más completa de reliquias, artefactos y lámparas de vidrio bizantino jamás encontrada en un solo sitio en Israel.” Además, el Blmj presentará algunas de las 300 lámparas de arcilla intactas del período Abassid descubiertas en el sitio.

 

 

Comentarios

comentarios